Preocupan a banca menores ingresos, consumo e inversión

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 

Ciudad de México. La Asociación de Bancos de México (ABM) encuentra tres temas preocupantes de cara a la recuperación económica tras la pandemia de Covid-19: que hay menores ingresos en los acreditados, el menor dinamismo del consumo y los bajos niveles de inversión pública y privada.

Los banqueros del país consideran que aún hay un panorama incierto para la recuperación de la actividad. Si bien es necesario combatir la corrupción, se requiere un mejor clima para atraer inversiones y ello detone en mayores niveles de crecimiento.

“Lo que nos preocupa tiene que ver fundamentalmente con el ingreso de personas personas físicas con actividad empresarial y personas morales, micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. La gran preocupación es saber en qué nivel están los ingresos de cada uno de nuestros acreditados y a qué velocidad se van a poder recuperar los de aquellos que han se han visto disminuidos. Evidentemente los ingresos son la fuente de pago de nosotros”, dijo Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

Por otro lado, expuso, la banca tiene una “enorme preocupación” sobre cómo se va a reactivar la economía, pues los grandes motores de la actividad, que son el consumo y la inversión fija bruta, están en niveles bajos, según los más recientes indicadores.

“El consumo se reactiva de dos maneras, con empleo, pero no hemos visto eso, hasta ahora se han perdido en el mundo formal más de 1.1 millones de empleos, pero sí se ve el resto de la población que estaba económicamente activa hay fácilmente 25 millones de personas que están en desempleo, el subempleo o inactivas económicamente hablando, eso nos preocupa mucho”, precisó en videoconferencia.

Sobre la inversión, dijo Niño de Rivera no hay señales de la administración sobre la presentación del Plan Nacional de Infraestructura que iba a ser lanzado, supuestamente por el Ejecutivo, a principios del próximo mes.

“Mientras eso no se lleve a cabo no tendremos crecimiento significativo en el empleo y como consecuencia eso es lo que realmente el país tiene que hacer, todos, sector público, privado. En el sector financiero, inversionistas particulares, nacionales y extranjeros tenemos que participar en la reactivación y hasta hoy no hemos visto ese acuerdo entre todas las partes para que trabajemos juntos en darle ritmo a salir de esta crisis”, aclaró.

Crédito al consumo, con panorama incierto

En los últimos meses, la banca ha notado un menor dinamismo sobre la colocación del crédito al consumo, incluso, las más recientes cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores muestran que, por primera vez en una década, el portafolio crediticio tuvo una contracción.

Niño de Rivera señaló que en los siguientes meses el panorama para este tipo de financiamiento dependerá de la actividad y el poder adquisitivo de cada uno de los acreditados.

“El consumo cae porque las personas están saliendo menos, gastan menos y tienen una mayor disminución de su ingreso, por ello vemos que en tanto no se levante la economía el crédito al consumo seguirá así, pero hay otros segmentos, nómina y por ahí podemos seguir otorgando crédito”, señaló.

Últimas noticias