Se pueden perder 198 millones de empleos en el mundo en turismo: WTTC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La recuperación del turismo en América Latina será mucho más lenta de lo que se estimó en un principio, por lo que los gobiernos de la región deben apoyar a las empresas, pues se prevé que las más afectadas sean las Pequeñas y medianas (Pymes), coincidieron el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

Virginia Messina, directora general del WTTC, reconoció que se pueden perder 198 millones de empleos en el mundo en el sector de viajes y turismo para este año, que representa alrededor de 60 por ciento.

Aún hay muchísima incertidumbre y si se logra comercializar la vacuna cambiaría la situación, pero mientras eso pasa el “panorama es bastante complejo, comentó.

Hasta 2019, vivían una época dorada sin precedentes al representar 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y generar más de 330 millones de trabajo, pero el impacto causado por el Covid-19 tampoco es algo visto antes, pues los vuelos internacionales han sido cancelados, mientras que las fronteras están cerradas y en otros casos se aplican cuarentenas para turistas, como es el caso de Reino Unido, explicó.

Rogerio Basso, director de Turismo del BID, dijo que prevén que en los siguientes meses se complique más la situación para esta actividad, que ha tenido una recuperación gradual.

Hoteles y Pymes tendrán falta de liquidez, pues habrá un descuadre en sus finanzas debido a la operación y los ingresos que tengan, por lo que no tendrán capacidad financiera, explicó.

“Estamos tratando de inyectar liquidez en sector trabajando de la mano con el gobierno, de los bancos locales, para que tengan la capacidad de lograr una reapertura en la medida en que la demanda empiece  a regresar”, comentó.

El BID tiene un volumen de negocios de cinco billones de dólares en la región y a raíz de la pandemia, destacó Basso.

Los efectos económicos causados por la enfermedad tomaron por sorpresa a América Latina, por la magnitud y la velocidad con la que se ha desarrollado, si es que se compara con los efectos causados por la crisis financiera de 2009, mencionó.

“Nosotros entendemos que esta crisis es de tal envergadura que el sector privado necesita del sector público”, dijo.

 

“Los pronósticos que tenemos nosotros como industria para este año son los peores de nuestra historia. Estamos estimando casi 83 mil millones de dólares de pérdidas para la industria; para las compañías latinoamericanas son cuatro mil millones”, comentó Peter Cerdá, vicepresidente regional de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

El 92 por ciento de la flota aérea está en tierra, mientras que America Latina es el epicentro de la pandemia, ya que cinco de los 10 países con más contagios son de esa región, destacó.

América Latina es una región que depende mucho del transporte aéreo, no solo para movilizar a personas, sino para comercializar mercancías, pues a diferencia de Europa, la región no cuenta con una infraestructura similar, como trenes y carreteras. “Dependemos del transporte aéreo como un modelo se transporte seguir y eficiente, por razones económicas y sociales”, explicó.

 

Últimas noticias