Logra la balanza comercial en junio superávit récord

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La balanza comercial de México registró en junio pasado un superávit de 5 mil 546 millones de dólares, el mayor desde que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reporta la serie (1991), y 181 por ciento más que el año anterior. En ese mes las exportaciones cayeron 12.8 por ciento respecto de junio de 2019 y las importaciones 22.2 anual.

El comercio exterior del país –la suma de exportaciones e importaciones– fue de 60 mil 606 millones de dólares en junio, monto 17.3 por ciento menor en comparación con el volumen del mismo mes del año pasado y similar al promedio de 2012, es decir, un regreso al nivel de hace ocho años. En general, los bienes petroleros y las manufacturas reportaron menores ventas que el año anterior, mientras la agricultura y la minería no petrolera tuvieron resultados positivos.

Esas cifras marcan el inicio de una recuperación promovida fundamentalmente por la reactivación del mercado de exportaciones, gracias a la reapertura de las fronteras y el apoyo de un tipo de cambio favorable, escribió Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (BdeM), en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con analistas financieros, los datos de la balanza comercial exhiben que mientras las ventas a mercados externos se recuperan paulatinamente, el consumo en el país va más rezagado.

A su vez, esos resultados revelan que el proceso de recuperación para México se basaría en la demanda externa y en el aprovechamiento del T-MEC, mientras la demanda interna sostendría severas dificultades para normalizarse ante las afectaciones en el mercado laboral, explicó Grupo Financiero Monex.

De acuerdo con el Inegi y el BdeM, las importaciones sumaron 27 mil 529 millones de dólares, con una caída mayor en el consumo de mercancías petroleras, que bajaron 55.4 por ciento respecto del año pasado, mientras las no petroleras lo hicieron 18.2.

Los bienes de consumo se redujeron 43.6 por ciento, los intermedios 19.6 y los derivados del crudo –como las gasolinas– cargaron con una mayor caída.

Los bienes de capital –inversiones para el proceso productivo, como maquinaria, equipo de transporte y herramientas– retrocedieron 12.3 por ciento anual.

Las exportaciones sumaron 33 mil 75 millones de pesos, 12.8 por menos que el año pasado. Excepto las mercancías agropecuarias, que repuntaron 31.5 por ciento, y las de minería no petrolera, que se incrementaron 11.6, el país vendió menos que en el año pasado al extranjero en todos los rubros.

Las exportaciones petroleras cayeron 35.6 por ciento y las manufacturas 13.5 respecto del año pasado. En el interior de estas últimas las no automotrices restaron 3.4 por ciento y las automotrices –cuya producción se considera actividad esencial desde el primero de junio– 31 por ciento frente a 2019.

De acuerdo con un análisis de Banco Base, permanecen los riesgos para el comercio porque en Estados Unidos –destino de 80 por ciento de las mercancías mexicanas– repuntó el número de contagios de Covid-19 y en México no se ha logrado controlar la epidemia, por lo cual la reapertura económica es más gradual de lo esperado inicialmente y está afectando varias cadenas de producción.

Para el periodo enero-junio de este año las exportaciones totales fueron de 183 mil 53.3 millones de dólares, 19.5 por ciento menos que en el lapso comparable de 2019. Las importaciones totales representaron 180 mil 394.2 millones, caída anual de 19.5 por ciento, de acuerdo con el Inegi.

Últimas noticias