Mexicanos prefieren usar efectivo que medios de pago digitales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La pandemia de Covid-19, en materia de medios de pagos, presenta un fenómeno contratante: la banca y los procesadores de pago aseguran que cada vez hay un mayor uso de medios digitales para hacer operaciones, sin embargo, la base monetaria --el dinero que en efectivo que está en circulación-- se encuentra en su punto más alto desde que se tienen registros, según cifras del Banco de México (BdeM).

La mayoría de los procesadores de medios de pago e instituciones financieras consideran que los mexicanos han optado por realizar mayor uso de la tecnología, ya sea hacer pagos a distancia o con sus tarjetas bancarias, para mitigar el contagio de Covid.19. Tan solo BBVA México, el banco de mayor presencia en el sistema, reporta hasta mayo que poco más de 50 por ciento de sus operaciones ya se hacen por vías como la aplicación móvil o por pagos no presentes.

Sin embargo, con cifras al mes de junio, la base monetaria del país asciende a un billón 856 mil millones de pesos, la cantidad más elevada desde que se tienen registros por parte del banco central.

A su vez, las transacciones que se realizan por medio de tarjetas en circulación en las últimas semanas, según las cifras del BdeM, se encuentran en niveles no observados desde diciembre de 2019 y fue en noviembre de ese mismo año cuando se alcanzó el mayor número de operaciones sin dinero en efectivo. Incluso, los montos operados por medio de las tarjetas ha caído poco más de 60 por ciento de noviembre de 2019 a julio de este año.

Las transacciones digitales

Según las más recientes cifras del banco central, el 13 de julio se hicieron un total de 9 millones 222 mil 589 transacciones con tarjetas de crédito y débito de instituciones financieras. Un día antes, el 12 de julio, fueron 10 millones 385 mil 716 y el 11 de julio 10 millones 909 mil 193 operaciones.

En ese mismo orden, los montos operados son los siguientes: el 13 de julio, 5 mil 287 millones 798 mil pesos; el 12 de julio 5 mil 978 millones 130 mil 910 pesos, y el 11 de julio 6 mil 776 millones 807 mil 485 pesos.

Fue el 16 de noviembre del año pasado cuando se alcanzaron las transacciones máximas por medio de tarjetas, pues el número de operaciones fue de 15 millones 627 mil 493 y un día después el monto operado alcanzó su cifra más elevada, con 14 mil 771 millones de pesos. Desde ese entonces, tanto operaciones como montos han ido a la baja.

Las ventas a detalle son aquellas que tienen mayor presencia dentro de las operaciones con tarjetas bancarias, seguido de las tiendas de conveniencia o misceláneas, farmacias, comida rápida, gasolineras y servicios de entretenimiento, de acuerdo con las últimas cifras.

A su vez, la cantidad de fraudes o intentos de robo de información va al alza en los últimos meses, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef). Óscar Rosado Jiménez, titular del organismo defensor, aseguró en una entrevista con La Jornada que tras ventas como el Hot-Sale, en julio comenzarían a incrementar la cantidad de reclamaciones por este tipo de ilícitos.

Hasta el mes de junio, la Condusef tiene registro que se han hecho 610 mil 475 acciones de defensa a usuario del sistema financiero, de las cuales 35 mil 366 son por consumos no reconocidos y 11 mil 252 por disposiciones en cajero automático no reconocidas.

El uso de efectivo y la pandemia de Covid-19

Por su parte, la demanda por dinero en efectivo va al alza, pese a que algunas instituciones afirman que las personas han optado por hacer más operaciones digitales que con dinero físico. Desde marzo, fecha que iniciaron las medidas de confinamiento más estrictas por parte de la administración para mitigar el Covid.19, hasta junio, la base monetaria ha incrementado 6.5 por ciento, y se encuentra en su punto más alto según los registros.

Recientemente, el Banco Central Europeo aseguró en un estudio realizado en medio de la pandemia, que el uso de dinero en efectivo es seguro y no tiene efecto alguno de contagio.

“El coronavirus puede sobrevivir en una superficie de acero inoxidable diez a cien veces más tiempo que en nuestros billetes en fibras de algodón. Otros análisis muestran que los virus se propagan más difícilmente a través de superficies porosas como la de nuestros billetes que en superficies lisas como el plástico”, afirma el BCE.

Jorge Tello, director de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) indicó en entrevista que el alza en la demanda de efectivo “se debe a que, por la pandemia, mucha gente prefirió hacerse de efectivo para realizar compras. Incluso gente que fue liquidada en sus empleos lo sacaron del banco”.

Añadió que “hay negocios que han preferido usar el efecto y otro fenómeno es porque va a aumentar la economía informal y ahí todo es en efectivo para evitar ser fiscalizados”. Las cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) demuestran que a lo largo de la pandemia se han perdido un total de un millón 113 mil empleos formales.

Confían instituciones en mayor uso de dinero digital

Hugo Nájera, director de solución a clientes de BBVA México refirió en una entrevista que la pandemia ha acelerado la adopción de los medios digitales de la banca.

“Hemos tenido un acelerado crecimiento en nuestros clientes digitales y en el comercio electrónico. En los últimos 12 meses tuvimos un crecimiento de 2.5 millones lo que representa un incremento de 30 por ciento. Para este año esperamos cerrar con aproximadamente 11.7 millones de clientes digitales. Es importante destacar que al mes de mayo de 2020 hemos logrado que 61 por ciento de nuestras ventas se realicen a través de canales digitales”, dijo.

Apuntó que la estrategia del banco es “continuar innovando e incentivando a nuestros clientes para que utilicen los canales digitales. Estamos ante una nueva normalidad que nos demanda impulsar la adopción de nuevas soluciones de pago digitales como CoDi y convertirnos en el mejor aliado de los usuarios de servicios bancarios”.

A su vez, Alejandro Morales, director general de Prosa, procesadora de medios de pago de importancia en México, declaró recientemente que una vez terminen las medidas de confinamiento, la adopción de medios de pago sin contacto y las tecnologías como activos virtuales será más acelerada.

“Va a haber una adopción acelerada del contactless en México, porque la gente va a cuidar más que nunca los temas de la higiene. La gente no quiere estar en contacto ni con las monedas ni con los billetes y lo que va a pasar con el contactless es que ya vienen empresas que vienen con soluciones de luz ultravioleta que lo que van a hacer es quitar los virus o las bacterias”, dijo el directivo de Prosa en un seminario virtual sobre transformación digital.

Según la información del Banco de México, el CoDi, sistema de pagos con un código QR que fue lanzado en septiembre del año pasado, ya cuenta con 3 millones 599 mil usuarios hasta el 16 de julio, de los cuales 189 mil 696 cuentas han hecho al menos un pago y 162 mil 507 un cobro.

Últimas noticias