Complicado, alcanzar meta de sucursales del Banco del Bienestar

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A menos de seis meses de que se cumpla la fecha prometida por el gobierno federal para entregar las primeras mil 350 sucursales del Banco del Bienestar, hasta el momento, según cifras oficiales, el avance de instalaciones terminadas es de sólo 5 por ciento.

De acuerdo con los datos más recientes proporcionados por el banco de desarrollo, el pasado día 20, sólo 72 sucursales están concluidas. En tanto, otras 252 están en construcción y 103 más se encuentran por comenzar trabajos. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), cabe mencionar, comenzó labores el 3 de enero.

A lo anterior hay que sumar que todavía no existe claridad sobre la manera en que se adquirirán los cajeros de las sucursales y que las 72 concluidas aún no tienen.

A principios de este año el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a entregar la mitad (mil 350) de las 2 mil 700 sucursales nuevas que tendrá el Banco del Bienestar. Lo anterior ha sido respaldado por Gabriel García, coordinador general de Programas Integrales de Desarrollo, quien puso como fecha límite el primero de diciembre. 

Sistemas y seguridad, aspectos a considerar

Para Elvira Méndez, especialista en el sector financiero de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, el objetivo de entregar mil 350 sucursales antes de que termine este año es una labor imposible, pues no se trata de sólo edificar un inmueble, sino de instalar distintos sistemas informáticos y de seguridad que cumplan los estándares.

No es como abrir una tiendita. No dudo de la capacidad de los ingenieros de la Sedena, pero esas sucursales deben cumplir estrictas medidas de seguridad y sistemas marcados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Y si por cumplir con el tiempo fijado descuidan esos aspectos, será muy peligroso, subrayó.

En ese sentido, explicó que al pretender que el Banco del Bienestar sea la entidad que disperse la mayor parte de apoyos gubernamentales, la cantidad de dinero público que manejará será enorme, lo cual lo hará apetitoso para los criminales cibernéticos.

De acuerdo con el plan del gobierno federal, la red de sucursales del Banco del Bienestar servirá para entregar los recursos de programas sociales, por ejemplo los apoyos a adultos mayores, las tandas del bienestar, las becas y el dinero canalizado al programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

El monto no es menor, pues de acuerdo con el Presupuesto de Egresos 2020 el gobierno destinará alrededor de 250 mil millones de pesos a sus programas sociales emblemáticos.

Desde que comenzó su administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó la importancia de construir una red bancaria que fuera del gobierno, ya que, además de facilitar la distribución de los recursos entre la población, evitaría el desvío de los mismos con fines electorales o de corrupción.

En un principio el gobierno federal anunció que construiría 13 mil sucursales del Banco del Bienestar, lo que lucía complicado, pues toda la banca comercial tiene 11 mil. Ante este escenario, la cantidad se redujo a 2 mil 700 en dos años, con una inversión de 10 mil millones de pesos.

Para la académica de la La Salle, la cantidad continúa siendo exagerada, sobre todo porque serán instaladas en comunidades con población en situación de pobreza, donde antes de llevar servicios financieros urge mejorar el empleo.

 

Últimas noticias