JP Morgan prevé derrumbe de 10.5 % del crecimiento de México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Una vez que se dieron a conocer los datos de caída histórica en la producción industrial durante abril a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, JP Morgan prevé un derrumbe de 10.5 por ciento  en el crecimiento en México para 2020, mayor al estimado previo de 8.6 por ciento.

De acuerdo con el banco de inversión, estimaba que la actividad industrial en abril –primer mes de confinamiento por la pandemia de Covid-19- retrocediera 14.5 por ciento respecto a marzo, pero al final ésta “colapsó a un récord de 25.1 por ciento.

“La gran sorpresa a la baja en el informe de hoy sugiere que el daño en el segundo trimestre probablemente sea mayor, apunta a una caída de más del 50 por ciento anualizado en la producción industrial durante ese periodo”, acotó.

Con ello, los cálculos de JP Morgan apuntan a que el producto interno bruto (PIB) se contraiga 60 por ciento anualizado en el mismo periodo, seguido crecimientos de 55 y 34 por ciento, para el tercer y cuarto trimestre, respectivamente.

Detalló que las previsiones incorporan un repunte en la manufactura y la construcción durante junio, cuando a algunas industrias se les permitió reanudar como actividades esenciales, en dicho sentido subrayó que el repunte en la producción “debería ser bastante rápido” en esta actividad que es cerca de una tercera parte del PIB.

Pero del otro lado están los servicios, que –de acuerdo con JP Morgan- no solo es probable que caigan más producción industrial, “sino que también se recuperen a un ritmo más lento” dadas que las medidas de contingencia sanitaria se mantienen en varios lugares y un repunte en viajes, entretenimiento y restaurantes seguirá siendo moderada.

Con dicho marco, el banco prevé que a mayor la caída este año, la recuperación en 2021 sea más amplia. Ahora estima que la actividad económica el próximo año se expandirá a 5.5 por ciento, y no a 2.5 por ciento como se estimó previamente.

En un reporte aparte, Bank of America –que hasta este jueves tenía el pronóstico más alto de contracción para México con un 10 por ciento- reportó a sus inversionistas que los fundamentales de México se están deteriorando y la recuperación de 13 por ciento en la moneda mexicana no refleja ésto, sino la política expansiva en Estados Unidos.

Recalcó que al no descender la curva de la pandemia de Covid-19 en México, aumenta el riesgo de que se extiendan las medidas de distanciamiento social y con ello un mayor impacto económico y fiscal. Abundó que las políticas “negativas para el crecimiento a largo plazo” que a su parecer plantea la actual administración, sumadas al “fuerte deterioro fiscal que se avecina, implican un tipo de cambio real estructuralmente débil”.

Últimas noticias