México se enfrenta a una "contracción muy profunda": BdeM

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La actividad económica en el mundo se enfrenta a una contracción generalizada muy profunda y en este escenario México se enfila a una de las mayores caídas desde que existe registro. Según el Banco de México (BdeM), este año la economía nacional puede resentir un retroceso de 8.8 por ciento del producto interno bruto (PIB) y la pérdida hasta de un millón 400 mil empleos formales, una destrucción de plazas sin precedente.

El gobernador del BdeM, Alejandro Díaz de León Carrillo reconoció: Estamos en una contracción generalizada y profunda en la actividad económica, no sólo en nuestro país, sino en el mundo.

En conferencia de prensa para presentar el informe enero-marzo de 2020, Díaz de León dijo: no hay duda de la gravedad que estamos enfrentando en esta situacióninédita.

La caída en el PIB se extendería a 2021, con una contracción de 0.5 por ciento, que contrasta con la expectativa de crecimiento de entre 1.1 y 2.1 por ciento del informe trimestral previo.

El funcionario explicó que la economía atraviesa por un choque exógeno en la actividad económica y el ciclo financiero, por lo que la recuperación va a depender de cuánto dura el impacto del distanciamiento social derivado de la pandemia del Covid-19.

En la medida en que no se pierdan más empleos, actividad productiva y éstas puedan mantener y sobrellevar esta emergencia estaremos en una mejor posición para una recuperación más ágil, confió.

La profunda incertidumbre a la que está sujeta la economía global y las diferentes trayectorias que podría presentar la pandemia del Covid-19 ocasionaron que, en un hecho sin precedente, el banco central presentara en su informe tres escenarios posibles para la economía mexicana. Usualmente publica un intervalo en el que espera que se mueva la variación del PIB.

Al primero de los escenarios lo calificó de tipo V, en el cual después de la caída de este año se observaría un rebote en 2021, con una contracción de 4.6 por ciento en 2020 y recuperación de 4 por ciento en 2021; el segundo, tipo V profunda, en el cual se observaría una caída de 8.8 por ciento en 2020, para luego crecer 4.1 por ciento en 2021, y el tercer escenario, tipo U profunda, con una caída de 8.3 por ciento en 2020 y una contracción de 0.5 por ciento en 2021.

La evolución de la pandemia tanto a escala global como nacional genera un alto grado de incertidumbre para cualquier proyección de la actividad económica de México, indicó el banco central.

El rango de los tres escenarios propuestos por el BdeM, marca que el producto interno bruto (PIB) caerá en 2020 entre 4.1 y 8.8 por ciento, nivel que contrasta con las expectativas del periodo octubre- diciembre de 2019 que fijaba una expectativa de crecimiento de entre 0.5 y 1.5 por ciento.

Las tres previsiones tienen una diferencia entre escenarios de más de 4 puntos porcentuales tanto en 2020 como en 2021. Ello representa la profunda incertidumbre a la que está sujeta la economía y las diferentes trayectorias que podría presentar el PIB, explicó el BdeM.

Alejandro Díaz de León describió: Hemos optado por esta estrategia porque no tenemos elementos probabilísticos para poder inferir, de una manera estadística y con base en el pasado, algún tipo de modelo.

Jonathan Heath, subgobernador del BdeM, al comentar sobre la actual política gubernamental de tratar de evitar un mayor endeudamiento, dijo, que muchos países están apostando a endeudarse más a corto plazo, pero después van a tener un dolor de cabeza mayor al tratar de resolver sus problemas fiscales; el actual gobierno trata de lidiar con la recuperación sin tomar esa vía.

Recordó episodios, como el de la crisis de 1982, la cual ocasionó que México perdiera una década para resolver el problema de la deuda.

El banco central indicó que la incertidumbre en torno a las previsiones de crecimiento se traduce, a su vez, en dudas respecto de las expectativas para la variación del número de puestos de trabajo registrados en el IMSS.

Con base en los escenarios del BdeM se presenta un rango de posibles resultados en el empleo. Así, en 2020 podría observarse una variación negativa de entre un millón 400 y 800 mil puestos de trabajo, en tanto que para 2021 se podría presentar una pérdida de 200 mil plazas o la creación de 400 mil puestos de trabajo.

 
 

Últimas noticias