“Fuerte deterioro” en el consumo de familias mexicanas: BBVA 

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El consumo de las familias mexicanas mostró “un fuerte deterioro” en las últimas semanas, en la medida en que fueron puestas en práctica medidas de aislamiento para contener la epidemia del Covid-19, dijo BBVA Research. 

 Él área de análisis de BBVA Bancomer --banco de mayor presencia en México--, comentó que, desde la última semana de marzo, su indicador de consumo tuvo una caída real promedio de 3.9 por ciento en comparación con el mismo periodo en 2019 y una semana después, la caída era casi cinco veces mayor, de 18.3 por ciento. 

Tres semanas después, precisó, la caída alcanzaba nueve veces el deterioro inicial, de 34.8 por ciento y a lo largo de los primeros 20 días de abril, el consumo total tuvo una contracción de 26.5 por ciento, comparado con el mismo periodo del año previo. 

“Por sector económico se corrobora que el mayor impacto de la pandemia ha sido sobre los más sensibles a las medidas de aislamiento social. En los primeros 20 días de abril, turismo que representa 8.7 por ciento del PIB tuvo una caída de 83.7 por ciento en términos reales en comparación con el mismo periodo en 2019”, refirió la institución financiera. 

Las compras de servicios de entretenimiento han disminuido 84.4 por ciento en el mismo lapso, mencionó.

El banco anticipó una caída trimestral del consumo privado de dos dígitos en el segundo trimestre del año, lo que sería la máxima registrada en la historia reciente y desde la Gran Depresión, así como una caída de 7.1 por ciento o superior para 2020.

“Sin medidas significativas de apoyo fiscal, es muy probable que el declive en el ingreso de las familias se profundice y limite la recuperación del consumo privado, retrasando el restablecimiento de la capacidad de consumo de las familias”, expuso BBVA.

Además, puntualizó que si bien las medidas recientemente anunciadas por el Banco de México (BdeM) encaminadas a fortalecer el crédito para las micro, pequeñas y medianas empresas tienen el potencial de suavizar los efectos negativos sobre el empleo es necesario un mayor y rápido relajamiento de la política monetaria para potenciar los dichos beneficios.

Ayer, el Baco central recortó medio punto porcentual la tasa de interés interbancaria y pasó de un nivel de 6.50 a 6 por ciento, además anunció una inyección de 750 mil millones de pesos para reactivar la economía.

Pese ello, la institución financiera consideró que es urgente que el gobierno anuncie una serie de medidas fiscales con el fin de minimizar  la inevitable caída del indicador y para poder  posicionar mejor a la economía para una eventual recuperación.

Anticipa caída de 7%

BBVA dio a conocer que recortó su expectativa de crecimiento para este 2020, por lo que prevé  una contracción de 7 por ciento para la economía mexicana con un intervalo que va 6 a 12 por ciento, a consecuencia de la incertidumbre y la crisis generada por el Covid-19. Anteriormente, el banco pronosticaba que la caída de la actividad será de 4.5 por ciento este 2020

Actualmente el país inició la etapa más crítica de la epidemia del Covid-19, por lo que aún no se tiene certidumbre con respecto a cuándo se podría reactivar la economía y, por consiguiente, sobre la magnitud de la contracción económica, explicó. 

La profundidad de la recesión dependerá de diversos factores, como la duración de las medidas de aislamiento social y del cierre de actividad económica a nivel local o la eventual reapertura de la economía de Estados Unidos y  la fuerza de su recuperación, añadió.

“Nuestro pronóstico puntual de menos 7 por ciento asume que las medidas más estrictas de confinamiento en México se mantienen por un periodo de alrededor de diez semanas, y que, aunque lentamente, se adopte una postura monetaria expansiva, y la economía de Estados Unidos comienza un periodo de recuperación gradual a partir del tercer trimestre, retrasos en la reapertura de las economías, o posibles contratiempos que provoquen nuevos cierres económicos, implicarían una mayor profundidad de la recesión”, argumentó el banco.

Mayores riesgos para la inversión privada  

La institución bancaria sostuvo que ante las actuales circunstancias, existen mayores riesgos para inversión privada local y extranjera, pues en los últimos meses la administración pública no ha tomado decisiones que motiven a los inversionistas, tales como cancelación de planta cervecera en Mexicali, Baja California, 

 Estos hechos ponen en duda el proceso de toma de decisiones del nuevo gobierno, dijo.

“En ausencia de medidas significativas de apoyo fiscal existen riesgos de quiebras de empresas de todos tamaños que de otra manera no habrían ocurrido, y genera pérdida de confianza y mayor incertidumbre, por lo que es previsible un menor nivel de inversión tanto durante la eventual recuperación como probablemente de forma estructural”, detalló el banco.

Por dichos factores, la institución calificó como “prioritario” reconocer la necesidad de implementar acciones de política económica y social que mitiguen las consecuencias de la pandemia sobre las personas, y que se de prioridad a la población más vulnerable.

“Por lo anterior, reafirmamos que es necesario reconsiderar un plan de reactivación económica que atienda de manera integral tanto a trabajadores, empresas y población en general”, añadió.

 

Últimas noticias