FMI: sufrirá México caída económica de 6.6% en 2020

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El encierro masivo que impuso la pandemia de Covid-19 no hará excepciones. Esta es una verdadera crisis mundial, ya que ningún país está a salvo, afirmó ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) en voz de su directora de investigación, Gita Gopinath, al dar comienzo a las Reuniones de Primavera.

La economía global no crecerá 3.3 por ciento en 2020 como se estimó tres meses atrás. Ahora, en el mejor de los casos, se contraerá 3 por ciento este año. Incluso existe el riesgo de caer hasta 7.4, dependiendo de la evolución de la pandemia.

En la crisis financiera de 2008-2009 la contracción de la economía mundial fue de 0.1 por ciento, de acuerdo con el FMI.

Para México, la previsión también se hundió. De uno por ciento en enero pasado a una contracción de 6.6, siendo éste el deterioro más pronunciado desde la Gran Depresión, cuando la economía mexicana restó 17.6 entre 1929 y 1933, según estudios.

Para el país también prevé que el desempleo escale a 5.3 por ciento de la población económicamente activa al cierre del año, la inflación baje a 2.7 y el saldo de la cuenta corriente amplíe su déficit en 3.7 del producto interno bruto (PIB), consigna en las Perspectivas de la Economía Mundial.

El FMI reportó datos negativos para prácticamente todas las economías. Para Estados Unidos vaticina una contracción de 5.9 por ciento, para la Unión Europea de 7.5 –dentro de ésta, un derrumbe de 9.1 en Italia y de ocho en España. Únicamente China e India estarían creciendo este año, 1.2 y 1.9 por ciento, respectivamente.

Asumiendo que la pandemia se desvanezca en la segunda mitad de 2020 y que las acciones políticas tomadas en todo el mundo son efectivas para prevenir quiebras generalizadas de empresas, pérdidas masivas de empleos y tensiones financieras en todo el sistema, proyectamos que el crecimiento global pueda recuperar en 2021 a 5.8 por ciento, apuntó Gopinath. Para México se prevé crecimiento de 3 por ciento en ese año.

Sin embargo, la recuperación es parcial, recalcó la economista. Esta es una recesión profunda y están de por medio temas de solvencia y el aumento dramático en el desempleo. Esto tiene secuelas, subrayó al descartar que Estados Unidos regrese a la tendencia de crecimiento en el segundo semestre del año.

La esperada recuperación el año próximo arrastrará pérdidas por 9 billones de dólares –monto que supera el valor de las economías de Japón y Alemania combinadas– según los cálculos del FMI.

Peligra sistema financiero por falta de solvencia

Hace 12 años los bancos fueron el núcleo de la crisis financiera global. En ésta cuentan con mayor capital y liquidez, pero no se descarta que sirvan de amplificador si la recesión actual se profundiza, advirtió Tobias Adrian, director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI.

Subrayó que la actual crisis no se ciñe a un problema de liquidez en el sistema financiero, sino a la solvencia de las empresas para cumplir con sus obligaciones en cualquier plazo. La situación cobra importancia, dado que grandes segmentos de la economía se han detenido por completo y el mejor recurso por el momento para evitar quiebras es la política fiscal.

Al referirse a la volatilidad en los mercados globales, Adrian subrayó: El sistema ya se ha visto dramáticamente afectado. Una mayor intensificación de la crisis podría amenazar la estabilidad financiera mundial.

 

Últimas noticias