OPEP y asociados ratifican que bajarán la extracción de crudo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 11 de abril de 2020. Las principales naciones petroleras llegaron ayer a un acuerdo para reducir en 10 millones de barriles diarios la producción de crudo, 10 por ciento de los suministros mundiales, con el fin de impulsar los precios del hidrocarburo, golpeados por la crisis del nuevo coronavirus.

Al cierre de 2019 el consumo global de crudo fue de 99.84 millones de barriles diarios, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Lejos de cumplirse el pronóstico de rebasar en 2020 la quema de 100 millones de barriles al día, la demanda ha caído 30 por ciento, a consecuencia del freno económico internacional para contener la propagación del Covid-19.

Arabia Saudita, al frente de la OPEP, y otro grupo de productores encabezados por Rusia, asociación conocida como OPEP+, alcanzaron de manera preliminar un pacto el jueves pasado, que fue ratificado ayer, para reducir el bombeo de petróleo en una cantidad equivalente a 10 por ciento de los suministros globales. El acuerdo fue logrado con excepción de México, que ofreció reducir sólo 100 mil barriles de los 350 mil que le fueron solicitados.

La agencia Reuters reportó que Arabia Saudita se enfrentó con México a pesar de una oferta de mediación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo que México va a reducir 100 mil barriles y eso significaría que ellos tengan entre 250 mil y 300 mil barriles menos. Nosotros compensaríamos la diferencia.

La disminución, liderada por Riad y Moscú, se definió en tres etapas. En en la primera se dejarán de bombear 10 millones de barriles por día (bpd) durante mayo y junio; en la segunda, de julio a diciembre, la reducción será de 8 millones de bpd, y en la tercera, durante 16 meses, del primero de enero de 2021 al 30 de abril de 2022, la baja será de 6 millones, informó la OPEP en un comunicado difundido el viernes por la mañana, al término de la novena reunión extraordinaria, que se prolongó durante 11 horas y se difundió al tiempo que se realizaba una videoconferencia entre miembros de la OPEP y ministros de Energía de las mayores 20 economías (G20).

Lo anterior fue acordado por todos los países productores de petróleo OPEP y no OPEP que participan en la Declaración de Cooperación, con la excepción de México, y como resultado el acuerdo está condicionado al consentimiento de México, se explicó en el comunicado emitido por la OPEP.

De acuerdo con el plan de recorte, los miembros reducirán su producción 23 por ciento, con Arabia Saudita y Rusia recortando cada uno 2.5 millones de bpd.

El texto de la OPEP agrega que el acuerdo será válido hasta el 30 de abril de 2022; sin embargo, durante diciembre de 2021 se analizará si se extiende el periodo de recortes o se recurre a medidas adicionales, según sea necesario, para equilibrar el mercado.

Las cotizaciones del crudo se han hundido más de 70 por ciento en el año, bajo la presión combinada de una guerra de precios entre Riad y Moscú, los mayores productores del mundo, al no encontrar entendimientos el pasado 6 de marzo y el devastador impacto del nuevo coronavirus, que han reducido la demanda de combustible para aviones, autos e industria y frenando la actividad económica global.

Los principales mercados petroleros estuvieron cerrados el viernes, mientras los ministros de Energía del G20 realizaron una videoconferencia, al término de la cual emitieron un comunicado, en el que se comprometieron a trabajar juntos para asegurar estabilidad en el mercado petrolero, pero no hicieron mención a un recorte de la producción.

Nos comprometemos a tomar todas las medidas necesarias e inmediatas para asegurar estabilidad en el mercado de energía, señalaron los ministros en la declaración conjunta, al término de la reunión, la cual fue convocada por Arabia Saudita, reportó Afp.

Los ministros de Energía del G20 no discutieron las cifras sobre una posible reducción en el suministro mundial de petróleo en una reunión organizada el viernes por Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de oro negro, expresó el representante de Canadá, Seamus O’Regan.

Las discusiones que tuvieron lugar hoy fueron sobre una solución multilateral para resolver esa inestabilidad de los precios. No hablamos de números, no se trataba de cifras, aseveró O’Regan, ministro de Recursos Naturales de Canadá, durante una conferencia de prensa después de la reunión.

Últimas noticias