Cepal: México debe dar giro en política fiscal por Covid-19

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 4 de abril de 2020. Para hacer frente al impacto económico de las medidas contra el nuevo coronavirus, el gobierno de México debe echar mano de medidas de política fiscal, entre ellas prórroga de impuestos, apoyo a empresas para que sobrevivan al periodo de contención e instrumentar programas especiales para trabajadores formales, informales y familias, manifestó ayer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Se requieren medidas del gobierno, aunque por el momento están fuera de la caja de la administración federal mexicana, aseguró Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

Detalló que el mundo atravesará una de las grandes recesiones económicas de la historia, con una contracción de la actividad que será de entre 3 y 4 por ciento este año. Para México la caída fluctuará entre 3.8 y 6 por ciento, aunque aún es complicado hacer una estimación precisa.

Alicia Bárcena aseguró que el país cuenta con capacidad para dar salarios mínimos a las personas que no cuentan con un ingreso básico o prorrogar el pago de contribuciones.

Se requieren en este momento medidas que están fuera de la caja. Muchas de ellas están siendo pensadas a profundidad por los ministros de Hacienda y por los bancos centrales. El hecho de que la inflación sea baja permite que estos entes centrales tengan una acción más proclive a apoyar, enfatizó en una videoconferencia.

Sostuvo que debe haber políticas contracíclicas –es decir, de estímulo económico en momentos de contracción de la actividad– que el país debería aplicar.

En el caso de México, siempre aplicando la disciplina fiscal en el centro, el superávit primario (diferencia entre ingresos y egresos previo al pago de intereses) era de 0.7 por ciento del producto interno bruto (PIB). El país tiene acceso a líneas de crédito especiales del Fondo Monetario Internacional, es una de las naciones que tienen espacio para ampliar su caja de herramientas y es importante hacerlo, insistió Bárcena.

La secretaria ejecutiva de la Cepal destacó que el país cuenta con una banca de desarrollo sofisticada, con capacidad para dar líneas de crédito que apoyen a las empresas y el sector productivo con apoyos directos a pequeñas y medianas compañías.

Nosotros no recomendamos necesariamente exenciones de impuestos. Lo que sí, prórrogas en países donde la tasa tributaria es muy baja, aseveró.

Otra medida que puede aplicar el gobierno, apuntó Bárcena, es dar un salario mínimo a la población de entre 18 y 65 años de edad que actualmente no cuenta con ingresos básicos.

Se pueden hacer transferencias de salario mínimo mensuales a esta población. Estimamos que tendría un costo de 2 por ciento del PIB. En caso de ejecutarlas todo el año, valdrían 498 mil millones de pesos. Si es de marzo a diciembre, la cifra es de 374 mil millones. Llegaría a 8 millones de personas. Es un costo posible de absorber, consideró la secretaria ejecutiva de la Cepal.

Últimas noticias