Afore, ante su mayor reto por efectos financieros del Covid-19

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Domingo 29 de marzo de 2020. Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) se enfrentan al año más complicado y retador en su historia. Así de contundentes son los especialistas, quienes coinciden en que la disminución en el valor del ahorro pensionario de los trabajadores, a consecuencia del impacto que ha tenido la pandemia de Covid-19 en los mercados financieros, será una de las más importantes desde la creación del sistema, en 1997.

En 2008 la quiebra de Lehman Brothers, que a la postre fue el comienzo de una profunda crisis global, provocó que entre octubre y noviembre las Afore reportaran a los trabajadores minusvalías cercanas a 50 mil millones de pesos. En esa ocasión bastaron dos meses para contrarrestar las pérdidas.

Pero esta vez la volatilidad que ha causado la pandemia en los mercados ya cobró una factura de 26 mil millones de pesos a los trabajadores mexicanos sólo en febrero pasado, según datos oficiales, y se espera que el monto será mayor durante marzo y el segundo trimestre del año.

Por ley, las Afore deben enviar a los trabajadores su estado de cuenta. Al respecto, Moisés Pérez Peñaloza, especialista en pensiones, afirma que, al revisar el reporte del primer cuatrimestre, los mexicanos verán minusvalías; sin embargo, apunta, lo más probable es que el verdadero impacto se refleje hasta el segundo cuatrimestre del año.

Para el especialista, 2020 será el más complejo para las Afore en su historia. Aunque ya han enfrentado crisis económicas, la actual parece ser más profunda, ya que tratarán de superar las disminuciones en un escenario oscuro, de menor crecimiento y, probablemente, con una tasa elevada de desempleo.

“Por el lado del mercado, las Afore tendrán minusvalías importantes, lo que de manera colateral pegará en sus comisiones. Además, se prevé un porcentaje importante de desempleo, por lo que menos gente aportará para su retiro. Si juntas esos factores el panorama es complejo, quizá el más retador en su historia”, subrayó.

Para el banco de inversión Natixis, el impacto de la pandemia es comparable con el colapso económico de 2008, con la diferencia de que hay una afectación adicional a la salud pública y estará distribuida en un periodo más corto.

Jorge Sánchez Tello, director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros, expresó que, aunque México tiene un sistema de pensiones privado bastante fuerte y ha librado muy bien las crisis del pasado, las Afore enfrentarán un año de altibajos.

“Lo difícil vendrá si hay desempleo. Las personas verán afectada su pensión, porque ya no aportarán para el retiro. Es el año que representará mayores retos en la historia de las Afore. Ya veníamos con una economía estancada y miedo a invertir, pero ahora hay que sumar el impacto global del Covid-19 en una economía que va a entrar en shock.

Debe reinar la calma

Los especialistas enfatizaron que si bien la situación es complicada, los trabajadores deben mantener la calma y no entrar en pánico si ven minusvalías en sus cuentas individuales, pues se trata de dinero que no pueden tocar en estos momentos. Por ello, como sucedió en la crisis de 2008 y recientemente cuando se canceló el nuevo aeropuerto, bastarán unos meses para que sus activos se recuperen.

Coincidieron en que ahora es el momento menos indicado para que una persona cambie de Afore, dado que capitalizaría las pérdidas.

Por lo que respecta a las Afore, Pérez Peñaloza comentó que en estos momentos deben actuar con prudencia, pues aunque habrá oportunidades de invertir en diferentes sectores, por la profundidad de la situación, no es momento lanzarse a lo desconocido. Es un volado. Como bien se pueda ganar mucho, se puede perder mucho.

 

Últimas noticias