Existe inventario suficiente de agroalimentos, asegura Sader

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Tras haber entrado en fase 2 por Covid-19, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) aseguró que existen inventarios suficientes de productos agroalimentarios en el país, y llamó a no hacer compras de pánico, pues eso fomenta la especulación y alzas de precios.

Víctor Villalobos Arámbula, titular de la (Sader) señaló que para garantizar que el abasto se mantenga sin problemas, la Sader estrechará la comunicación y colaboración con las cadenas productivas sensibles, como es el caso de granos, hortalizas, productos avícolas, cárnicos y productos acuícolas y pesqueros, con el fin de monitorear su operación y atender oportunamente situaciones específicas. En esta tarea, Villalobos Arámbula fortalecerá la relación con el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA).

Así mismo expuso que se instruyó “a los responsables de nuestros programas prioritarios hacer llegar a los beneficiarios, en tiempo y forma, los apoyos de Producción para el Bienestar (respalda a principales granos, caña de azúcar y café), Precios de Garantía, Fertilizantes y Bienpesca”.

El secretario reconoció a los campesinos, pescadores, acuicultores, productores, comercializadores y demás integrantes de las cadenas agroalimentarias por su “solidaridad al no bajar los brazos ante la crisis que afecta a México y al mundo”.

Aseguró que “una vez más, son muestra de compromiso para garantizar los alimentos sanos, inocuos y en las cantidades que demandan los mexicanos, y los mercados internacionales”.

Recordó que “México ha enfrentado muchas adversidades y siempre ha salido adelante gracias a la unidad de los mexicanos, los campesinos y los productores de alimentos de pueblos originarios, junto con toda la cadena de valor de este sector”.

Por ello subrayó que “merecen un reconocimiento especial; sin alimentos es imposible resistir nada. Todos ellos trabajan día a día, sin reparo”.

Además de qué hay abasto suficiente, la Sader remarcó que “las cadenas productivas primarias y agroindustriales seguirán trabajando, atendiendo, en sus respectivos ámbitos, las disposiciones que la autoridad sanitaria ha establecido ante la situación que se vive por el Covid-19”.

Apuntó que no se justifican las compras excesivas de alimentos por parte de la población porque “la proveeduría y el comercio nacional e internacional se mantiene sin mayores alteraciones” y destacó que “las compras masivas, sin justificación alguna, provocan problemas logísticos que afectan el flujo de la distribución y propician la especulación y alza de precios”.

Aclaró también que “no hay evidencias que señalen que los alimentos o sus empaques sean transmisores del virus de referencia. Se exhorta, sin embargo, a mantener prácticas de higiene relacionadas con el manejo y preparación de los alimentos (lavado exhaustivo, separación de residuos, cocción adecuada, refrigeración en su caso y limpieza de superficies y utensilios, entre otras), lo que resulta útil para este y cualquier otro factor de riesgo”.

Dio a conocer una serie de medidas que seguirá para mantener la producción y abasto de alimentos.

Entre estas medidas están garantizar la producción de alimentos se reforzarán las tareas del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), bajo las directrices de su titular, Javier Trujillo Arriaga, para asegurar la observancia de buenas prácticas de producción y manejo de mercancías, y agilizar los procesos para facilitar la movilización y el comercio seguro de alimentos, a nivel nacional e internacional.

Así mismo se mantendrá “plena coordinación con la Secretaría de Economía, a través del subsecretario de Agricultura, Miguel García Winder, para monitorear el abasto de alimentos y mercancías relacionadas, así como evaluar constantemente el flujo del comercio nacional e internacional, ante lineamientos que puedan emitir países socios. El reciente anuncio sobre la situación de la frontera con Estados Unidos establece que se conserva el intercambio comercial, del cual el comercio agroalimentario es uno de los más importantes”.

Además se fortalecerá la colaboración entre el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) y el Centro de Información de Mercados Agrícolas (CIMA), a fin de tener actualizado, de manera permanente, el panorama de los principales productos que se incluyen en el tablero de control, por su impacto en la industria pecuaria y agroalimentaria: azúcar, maíz blanco, maíz amarillo, sorgo, frijol, trigo cristalino, trigo panificable, arroz, carne de bovino, carne de porcino, carne de pollo, huevo y leche.

También se garantizará la operación de la proveeduría de la Canasta Básica del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) para las comunidades rurales y urbanas de alta vulnerabilidad.

La Sader establecerá también mecanismos de colaboración con cadenas productivas enfocadas al comercio exterior y que pudieran tener detenida su operación por disposiciones de los compradores, a fin de impulsar el desplazamiento en el mercado interno de su producción. Es el caso de cadenas relacionadas con la pesca y la acuacultura que tienen un historial comercial con países como Italia y España.

De igual forma se dará a conocer al público en general, de manera periódica y a través de los distintos canales oficiales (página web y redes sociales), consejos de consumo de productos de temporada que pueden contribuir a la economía de productores y consumidores, y a la salud de la población.

Últimas noticias