Covid-19: pérdidas por 900 mil mdp en un mes

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Por falta de recaudación, debido a la caída del consumo y un menor ingreso por el desplome del precio del petróleo, los programas sociales del gobierno federal y los proyectos estratégicos de infraestructura corren el riesgo de no continuar, afirmó Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En entrevista, explicó que por la pandemia del nuevo coronavirus el primer efecto negativo se reflejará en el consumo entre el pasado día 20 y el 20 del mes próximo, pues la restricción de quedarse en casa para evitar la propagación del Covid-19 tendrá un costo de 900 mil millones de pesos, monto que no considera el que se realiza durante las vacaciones de Semana Santa.

Esto va a afectar las finanzas públicas a raíz de que vamos a tener una reducción por impuestos al valor agregado y especial sobre producción y servicios, agregó.

Martínez Cortés explicó que el gobierno dejará de recaudar unos 400 millones de pesos por impuestos indirectos.

Si las empresas comienzan a despedir trabajadores de manera injustificada, agregó, ya que no van a tener ventas, el impuesto sobre la renta se verá impactado por unos 350 mil millones de pesos. Es decir, la caída en la recaudación sería del orden de 750 mil millones.

El especialista destacó que el nuevo coronavirus afectará gravemente la economía mexicana, la cual tuvo una contracción en 2019 y cerraría los tres primeros meses de este año con comportamiento negativo.

A ello se añade la caída de 35 por ciento del precio del crudo en dos semanas. Dijo que si bien el gobierno federal contrató coberturas que garantizan un precio de 49 dólares por barril –establecido en el paquete económico–, éstas se cobrarán hasta diciembre. No es de manera inmediata, por lo que el gobierno federal no tendría esos ingresos al momento.

Es ahí donde hay que determinar cómo va a resarcir el gobierno esa pérdida, porque está en peligro que no se recaude lo necesario para soportar los programas sociales y los proyectos estratégicos de infraestructura, aseveró.

El peso, continuó, se ha depreciado en relación con el dólar 33.33 por ciento en un mes, lo cual afecta el precio de las importaciones de las empresas. Además, eso impactará el precio de los bienes de consumo inmediato, como perecederos, ropa y calzado, efectos que se extenderá hasta abril y mayo.

Medidas de mitigación

El experto indicó que el Lacen presentó un plan de contingencia nacional de 10 puntos para mitigar los efectos del Covid-19. Destacó que es preciso que haya incentivos a las empresas para que puedan funcionar y no tengan problemas en su operación, pues se reducirá la producción y ello afectará a los tres grandes impuestos.

Detalló que las empresas no deben despedir de manera injustificada, pero tampoco se les debe dejar a la suerte, por lo que el gobierno federal debe ser muy claro sobre cómo otorgará estímulos.

El Lacen aconseja posponer el pago de impuestos; adelantar el pago público a proveedores; una efectiva recaudación, no permitiendo evasión ni elusión; impulsar el mercado interno con el consumo en las tienda de barrio, pues empresas como Walmart y Oxxo tienen esquemas de financiamiento propio.

Subrayó que la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) puede ser un punto en favor de la economía, ya que podría dar un jalón positivo a la empresa manufacturera, principalmente a los sectores aeroespacial, electrónico y automotriz.

Sin embargo, ello está sujeto a que el presidente Andrés Manuel López Obrador brinde confianza y certidumbre a los inversionistas y blinde la seguridad.

Ni el T-MEC ni cualquier otro incentivo puede dar un lado positivo a la economía, por lo que es muy importante que se dé este cambio de narrativa del mandatario.

 

Últimas noticias