Bolsa y peso tienen pérdidas no vistas desde crisis global de 2008

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 29 de febrero de 2020, p. 18

Balance de los mercados financieros mexicanos en la última semana: el peso tuvo en los pasados cinco días la depreciación más pronunciada desde la elección del presidente estadunidense Donald Trump y el precio promedio de las acciones en la Bolsa Mexicana de Valores perdió tanto como cuando estalló la crisis financiera de 2008. Además, el barril de petróleo tuvo la cotización más baja desde junio de 2017.

México se vio envuelto en el torbellino desatado por la epidemia del nuevo coronavirus, y no sólo porque ayer se confirmó el primer caso en el país.

Como una de las naciones que participa activamente en la cadena mundial de manufacturas, la economía mexicana recibirá el choque del cierre de plantas en China y la afectación en el movimiento global de mercancías, alterados por las medidas que los gobiernos han fijado para hacer frente a la epidemia.

El efecto, reflejado en los números de la semana reciente, es de una magnitud comparable con lo ocurrido cuando en el otoño de 2008 colapsó la banca de inversión estadunidense y dio inicio la crisis financiera global, que a la postre se convirtió en recesión.

El tipo de cambio para las transacciones de mayoreo, las más representativas del mercado de divisas, finalizó este viernes en 19.86 pesos por dólar, el valor más bajo para la moneda mexicana desde el primero de octubre de 2019. En la última semana la moneda estadunidense se encareció un peso, dado que el 21 de febrero se negociaba en 18.86 unidades por billete verde, de acuerdo con el banco central.

En las transacciones al menudeo el tipo de cambio se ubicó en 19.13 pesos por dólar a la compra y en 19.98 a la venta, depreciación de 29 centavos respecto de la del día previo, reportó Citibanamex.

El peso tuvo en la semana financiera que ayer terminó una depreciación de 3.78 por ciento, que lo convirtió en la segunda moneda con mayor desvalorización frente al dólar, detrás del rand sudafricano, que se ajustó 4.14 por ciento. En el mes, la depreciación de la moneda mexicana fue de 4.06 por ciento.

El ajuste en el valor del peso se debió principalmente a un incremento de la percepción de riesgo a escala global por el brote del nuevo coronavirus, sobre todo en la última semana de febrero, cuando creció el número de casos fuera de China a cerca de 5 mil, la mayoría de éstos en Asia y Europa. La confirmación de un caso en México eleva la probabilidad de que se corroboren nuevos en los próximos días y que se tomen medidas de contención, lo que implica un riesgo a la baja para el crecimiento económico, explicó Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

La reacción en el mercado bursátil fue más severa, detalló. La probabilidad de que la economía global crezca por debajo de 3 por ciento en 2020 y que varias compañías no logren sus objetivos de crecimiento propiciaron un ajuste a la baja en los precios de las emisoras.

El valor de capitalización de una empresa depende de los flujos de caja esperados y descontados a valor presente, por lo que un evento sorpresivo, como el brote del nuevo coronavirus, tiene la capacidad de ocasionar fuertes pérdidas.

El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores perdió 7.76 por ciento en la semana, para ubicarse en 41 mil 324.31 puntos, su mayor caída desde octubre de 2008.

En el interior del principal indicador bursátil las pérdidas semanales fueron mayores en grupos aeroportuarios, ante la percepción de que podría haber una disminución en el tráfico de pasajeros vía aérea a consecuencia del nuevo coronavirus.

La reacción del mercado de capitales fue más severa, pues la probabilidad de que la economía global crezca por debajo de 3 por ciento en 2020 y de que varias compañías no logren sus objetivos de crecimiento ocasionaron un ajuste a la baja en los precios de las emisoras.

En otro frente, el precio de la mezcla de petróleo mexicano de exportación retrocedió este viernes a 39.76 dólares por barril, retroceso de 2.29 dólares respecto del día previo, y el nivel más bajo desde junio de 2017, reportó la empresa productiva del Estado.

La expectativa de una disminución del ritmo de actividad económica mundial ha provocado una baja en las previsiones de consumo de energía para los meses próximos.

El precio actual de la mezcla mexicana es prácticamente 10 dólares menor a la empleada como referencia en la elaboración del presupuesto para 2020, que es de 49 por barril.

Últimas noticias