Prevé Moody’s recuperación de la economía mexicana en 1% para 2020

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Moody’s prevé una recuperación de la economía mexicana en 1 por ciento para 2020, siempre y cuando el consumo privado se comporte de manera “relativamente estable”, una mejoría en la confianza empresarial y mayor gasto de gobierno.

“Esperamos que las autoridades superen los desafíos administrativos y mejoren la ejecución del presupuesto”, amplió la firma en una nota a inversionistas, al tiempo que recomendó incentivar la confianza empresarial porque la ratificación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá tendré un impacto “relativamente limitado” en incentivar la inversión.

La firma recapituló que en 2019, un entorno externo relativamente desafiante y una política monetaria interna restrictiva contribuyeron a la desaceleración económica. Sin embargo, “el factor clave” de que el país reflejara una caía de 0.1 por ciento “fue la reacción adversa de los inversores a los mensajes de políticas mixtas y el miedo a los cambios fundamentales en los entornos regulatorios y fiscales, particularmente en el sector energético”, recalcó Moody’s.

Todo ello se reflejó en que los primeros nueve meses de 2019, la formación bruta de capital fijo se contrajo 4.8 por ciento respecto a 2018, y el consumo del gobierno lo hizo en 1.9 por ciento; este se debe a que la relación de gasto es insuficiente con el presupuesto. Todo ello limita el crecimiento económico y lo llevó a una “caída particularmente pronunciada”.

“Si el sentimiento comercial negativo persiste y la inversión privada sigue teniendo un rendimiento inferior, los ingresos del gobierno podrían quedarse cortos, lo que afectaría el resultado fiscal, ya que el presupuesto de este año se basó en un supuesto de crecimiento económico anual del 2 por ciento”, advirtió la firma de riesgo.

Moody’s detalló que en el frente externo, la desaceleración de la producción industrial en los Estados Unidos tuvo impacto en el sector manufacturero mexicano y lo mismo la incertidumbre vinculada con el Tratado México, Estados Unidos y Canadá socavaron el sentimiento de los inversores. “Sin embargo, los riesgos externos estaban algo contenidos en comparación con los factores internos”, decretó la firma.

 

Últimas noticias