Aumentos salariales suman 14 meses por arriba de la inflación

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Durante 2019 el incremento promedio a los salarios contractuales se mantuvo por arriba de la inflación, sumando así 14 meses de recuperación. De esta manera, ese año fue el de mayor mejora del poder adquisitivo en casi dos décadas, según cifras oficiales.

En el último mes del año pasado dichos salarios renegociados en la jurisdicción federal tuvieron un aumento de 5.9 por ciento, cifra que, al descontar la inflación, resulta en un crecimiento real de 2.95, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

En días recientes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que durante diciembre anterior la inflación fue de 2.97 por ciento a tasa anual, la cual no sólo se encuentra dentro del margen objetivo del Banco de México (BdeM), sino que es la cifra más baja desde 2015.

Datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social indican que durante diciembre se realizaron 337 revisiones de salarios contractuales y resultaron beneficiados 46 mil 717 empleados.

El incremento de 2.95 por ciento en términos reales obtenido en el último mes del año ubica ese periodo como el tercer aumento más alto en lo que va del año, sólo por detrás de los reportados en marzo y noviembre, que fueron de 2.66 y 2.84 por ciento, respectivamente.

Con el dato de diciembre las alzas salariales suman 14 meses consecutivos de mantenerse por arriba de la inflación, lo que en la práctica se traduce en una mejora constante del poder adquisitivo de los trabajadores.

Uno de los factores que pueden explicar lo anterior es la tendencia de la inflación en meses recientes, de ubicarse dentro del objetivo del BdeM, que es de 3 por ciento, con una variación de un punto.

Otro elemento es el incremento al salario mínimo. Con la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2018, se fijó para todo el país en 102.68 pesos diarios, mientras en la frontera norte el monto definido fue de 176.72.

En enero de 2017 el poder adquisitivo de los trabajadores mermó, debido a que la administración pasada liberó el precio de las gasolinas, lo cual impactó en la inflación, por lo que el periodo de 24 meses consecutivos de alzas en las revisiones contractuales, que comprendió 2015 y 2016, se cortó.

Así, con el dato de diciembre, el incremento promedio a los salarios contractuales durante 2019 fue de 5.4 por ciento, pero al descontar el efecto de la inflación resulta en un crecimiento real de 1.7.

Dicha cifra muestra la mayor mejora en el poder adquisitivo de los trabajadores después de 18 años. La cifra más alta en términos reales fue de 2.38 por ciento, aunque en 2015 el promedio llegó a ser de 1.31 en términos reales.

A lo largo del año se realizaron 8 mil 499 revisiones contractuales y fueron beneficiados 2 millones 480 mil 739 trabajadores.

Del total de negociaciones en diciembre, tres se efectuaron en el sector público y 334 correspondieron a la iniciativa privada.

Los empleados del sector empresarial fueron los más beneficiados, ya que, en promedio, el incremento fue de 2.96 por ciento en términos reales, es decir, descontando el efecto de la inflación, por lo que 46 mil 592 trabajadores tuvieron mejorías en su poder adquisitivo.

Por otra parte, 125 empleados del sector público sólo obtuvieron un aumento promedio de 0.35 por ciento en términos reales. Con dicha cifra suman cinco meses con incrementos por arriba de la inflación.

Por actividad, los trabajadores de servicios de alojamiento temporal y preparación de alimentos y bebidas se colocaron como los más beneficiados, al lograr un aumento de 6.14 por ciento en términos reales.

En contraste, los de las actividades de servicios de salud y asistencia social fueron quienes tuvieron menos beneficios al sólo tener un crecimiento real de 1.42 por ciento en términos reales.

Últimas noticias