Buscan atraer inversión mexicana a la región de La Mancha, en España

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Con apoyos fiscales e incluso financieros a fondo perdido, autoridades de la región Castilla - La Mancha, región ubicada en el centro la España, buscan que empresas mexicanas, incluidas pequeñas y medianas (pymes), se instalen en su territorio.

Por segundo año consecutivo, Patricia Franco Jiménez, consejera de economía, empresas y empleo de Castilla – La Mancha, encabezó una visita oficial a México para convencer a 150 empresas del país de invertir en esa zona, donde a la fecha sólo operan una docena de corporativos mexicanos, encabezados por Gruma y Cemex.

Rechazó que su gobierno pretenda aprovechar el estancamiento económico de México para atraer empresas de aquí a su región, con el cual compite, por ejemplo, en la industria aeronáutica.

“Ese no es el objetivo ni ahora ni hace un año. Al revés, a nosotros lo que nos interesa es que la economía mexicana esté fuerte porque cuando lo está tiene más capacidad de financiación e inversión”, dijo en entrevista.

Antes, en el encuentro con empresarios mexicanos donde expuso las ventajas económicas de España, Álvaro Pastor Escribano, jefe de la oficina económica y comercial de la embajada española, aseveró: “en la fase actual, con México en una fase de estancamiento, sería interesante aprovechar esa diferencia de crecimiento de España sobre México”.

Destacó que España, cuya economía comenzó a caer un año antes que la crisis financiera mundial de 2008, se ha recuperado desde 2013 paulatinamente y actualmente el FMI proyecta que crecerá 2.2 por ciento en 2019 y 1.8 por ciento para 2020, similar al pronóstico para Estados Unidos y mucho más alto al previsto para la economía mexicana, además de que cuenta con “un buen clima de negocios” y un ingreso per cápita que triplica al de México.

Sextuplica IED en cinco años con 50 nuevos proyectos, ninguno de México

Patricia Franco destacó que desde 2015, cuando inició el actual gobierno de Castilla – La Mancha con Emiliano García - Page, arrancaron 50 nuevos proyectos productivos en la región con capital extranjero. Entre ellos algunos de empresas de Estados Unidos, Francia y Finlandia, como resultado de las giras de trabajo que realizó el año pasado por varios países en busca de más inversiones.

Con ello, ponderó, en los últimos cinco años se sextuplicó la inversión directa extranjera en la región, pero admitió que en ninguno de los 50 nuevos proyectos mencionados hay inversión de empresas mexicanas.

"Hay que ser persistentes y los resultados en el ámbito de las inversiones no son a corto plazo. Del año pasado sacamos buenos resultados en cuanto a inversiones de empresas mexicanas que ya están instaladas en Castilla – La Mancha, que ya tienen lazos comerciales y están reinvirtiendo, como Gruma que ha empezado una fase de ampliación de su fábrica en Toledo, con más de 40 millones de euros, para cubrir el mercado de Europa y África del Norte. Hemos tenido otros proyectos de empresas mexicanas en el ámbito de comercialización pero en inversión seguimos trabajando y por lo que yo he percibido aquí hay ganas de invertir en otros países”, comentó.

El financiamiento a fondo perdido va del 25 al 45 por ciento respecto a las inversiones de las empresas.

Sobre los incentivos que ofrece su gobierno a las nuevas inversiones, Patricia Franco explicó que con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) se conceden ayudas a fondo perdido a proyectos productivos que se implanten en la región de Castilla – La Mancha y van desde el 25 por ciento respecto al total de la inversión que realicen grandes empresas, hasta 45 por ciento en el caso de pequeñas compañías.

El gobierno de Castilla – La Mancha acompaña a las empresas en todo su proceso de instalación, además de facilidades fiscales, ofrecerles terrenos disponibles y auxiliarlos en la contratación y capacitación de personal, detalló.

“No es que se les regalen esos recursos a las empresas. Tienen que cumplir con un compromiso de inversión y de generación de empleo, y mantenerlos durante un largo tiempo porque si los fondos se devuelven. Es muy estricta la normativa de fondos europeos y el momento que haya un incumplimiento las empresas tienen que devolver los fondos”, advirtió.

También atribuyó que las inversiones mexicanas no se hayan multiplicado en la región al gran mercado interno que tiene México, la dependencia con Estados Unidos y “los comportamientos habituales que tienen los empresarios” al respecto porque no les resulta tan necesario internacionalizarse o diversificarse.

Sobre los salarios que en España son más altos que en México, Patricia Franco, desestimó que representen un obstáculo para atraer más inversiones porque con personal mejor calificado y pagado también se incrementan los niveles de producción.

Últimas noticias