México, líder mundial en reciclaje de pet

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Todo plástico puede ser reciclable, pero el material ha sido satanizado por los recipientes de un solo uso que la gente no desecha adecuadamente y que representan una mínima parte de todo el que se produce, aseveró Miguel Ángel Delgado Rodríguez, presidente de la Comisión del Plástico (Cipres) de la Asociación Nacional de la Industria Química.

La mayor parte del plástico se utiliza con fines permanentes en diferentes industrias e incluso destacó que, desde hace varios años, México es líder mundial en el reciclaje del pet, como se conoce al tereftalato de polietileno, utilizado para las botellas de refrescos y agua.

En la Ciudad de México, por ejemplo, sólo un 5 por ciento del pet, dijo, no se recupera porque se pierde en la basura que no es separada o porque de plano la gente lo tira donde sea, con los consecuentes daños ambientales.

En cuanto al unisel, el plástico más condenado de todos, el 95 por ciento del mismo es usado para fines permanentes, como en la industria de la construcción que lo utiliza para muros de edificios y hasta rascacielos con del fin de hacerlos más ligeros, aislantes y adaptables al clima porque sirven para mantener el calor cuando hace frío o viceversa.

Así que los recipientes de unisel para alimentos que sólo se utilizan una vez y que fueron creados por una necesidad de consumo apenas concentran 5 por ciento del total pero todo se puede reciclar nuevamente porque se comprimen, aseguró Delgado, entrevistado tras inaugurar la 22 reunión de Cipres sobre la Circularidad y responsabilidad sustentable en la industrial del plástico.

Materiales biodegradables, no se degradan sólo por tirarlos.

La clave para reciclar el plástico está en que en la sociedad se extienda la cultura de separación de residuos a fin de contribuir a la economía circular de este material que la ANIQ, a través de CIPRES, impulsa entre sus agremiados.

Pero esa concientización va muy despacio y en cambio se impulsa ahora el uso de materiales biodegradables con normas ya establecidas cuando también debe contar con condiciones o infraestructura adecuadas para su recolección y degradación porque ésto no ocurrirá sólo por tirarlos, ya que se ha demostrado, por ejemplo, que el papel periódico puede durar un siglo.

Plástico contribuye a la reducción de la contaminación ambiental

El presidente de Cipres destacó además que el plástico sirve incluso para reducir la contaminación ambiental. En concreto en la industria automotriz ya que al sustituir piezas de otros materiales más pesados, como los de tipo metálico, por las fabricadas con plástico, se reduce la fricción de los vehículos con el suelo y, con ello, también baja la emisión de gases contaminantes. De igual manera, con las botellas de PET para refrescos y agua, también baja el peso de los camiones de carga.

El plástico también sirve al traslado y preservación de los alimentos, porque su vida en el anaquel se extiende de 12 a 14 días y baja en un 50 por ciento el desperdicio de los comestibles, expresó Leopoldo Villegas de Businees Development and Technical Service, en el foro.

Últimas noticias