Fonatur emite iniciativa para proteger sistema hídrico en Quintana Roo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), encargado de la construcción del Tren Maya, lanzó este martes una iniciativa para proteger que reconoce al ciclo del agua como fundamental en la política pública para tener un territorio adaptado al cambio climático en Quintana Roo, una de las entidades por donde cruzará el proyecto ferroviario.

La iniciativa busca evitar catástrofes ambientales, prevenir los conflictos socio-ambientales y proteger los sistemas acuíferos de la entidad.

El documento presentado este martes pretende implementar una visión que permitan conservar el color turquesa del agua, la existencia de corales, tortugas, peces y estromatolitos, incluso polinizadores, así como disminuir el riesgo de intrusión salina, de inundaciones y de isla de calor, manteniendo una proporción favorable de área permeable e impermeable del suelo.

La Iniciativa Intersectorial “Territorio Sensible al Agua: Acuífero, Territorio y Sociedad en Quintana Roo” está acompañada por la Organización de Geomática Educación y Ordenamiento Ambiental (Geo Alternativa AC), y es el resultado dos estudios: uno llevado a cabo por el Colegio de la Frontera Sur y otro realizado por Ingenieros Civiles del Tecnológico de Chetumal, junto con Geo Alternativa AC y el Centro de Investigación Científica de Yucatán.

Ambos reportes determinan la vocación del sistema kárstico con base en acuerdos del seminario “Planificación territorial sensible al agua”, que se celebró en el año pasado.

Estos son los 10 puntos de la iniciativa:

Se reconoce que el ciclo del agua es fundamental en la política pública para tener un territorio adaptado al cambio climático.

Se ratifica la importancia de la conexión entre el espacio superficial y subterráneo, resguardando la calidad oligotrófica del agua.

Se estima necesario implementar acciones contundentes en reducir, reciclar y reutilizar los residuos sólidos urbanos.

Se reconoce como necesidad primordial, lograr una red estratégica de área verde e infraestructura dentro de las ciudades.

Se reconoce la necesidad de mantener una proporción de superficie 68% permeable y máximo 32% impermeable en los centros urbanos.

Se busca evitar la promoción de la agricultura en monocultivo y uso de agroquímicos.

Se estima prudente buscar que la provisión de agua sea con base en cosecha de lluvia, captándola en espacios impermeables.

Se estima necesario procurar la utilización de sistemas alternativos de bajo consumo energético.

Se considera a los cenotes, microbialitos y cavernas de disolución kárstica como elementos especiales.

Se considera como indispensable adecuar instrumentos de política pública con elementos que consideren al sistema kárstico.

Últimas noticias