México busca un nuevo modelo económico: Consultores Internacionales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. México y el mundo se encuentran en una transición social en busca de un nuevo modelo económico, derivada del “hartazgo” y “agotamiento” del neoliberalismo que desatendió las necesidades de la población, señaló un análisis de la firma Consultores Internacionales (CI).

“Recientes movimientos sociales, cambios de gobierno, modificaciones en la ideología económica, distensiones sociales reflejadas en conflictos sociales e incremento de la delincuencia son tan sólo algunos ejemplos de este periodo de transición”, apuntó la empresa de consultoría y asesoría económica.

En ese contexto, CI propuso un “Estado desarrollador” que tenga entre sus objetivos principales el impulso a la banca de desarrollo, a la salud, a la educación tecnológica y el desarrollo social, explicó Julio Alejandro Millán, presidente de CI en una conferencia de prensa este jueves.

El Estado desarrollador es uno que cuente con un proyecto de Nación que “facilite y lleve” a las empresas a participar de manera activa en la economía, dentro de un ambiente de certidumbre y seguridad.

“El Estado desarrollador deberá conducir a México al futuro, con tasas de crecimiento sostenidas de entre 4 y 5 por ciento en los siguientes 30 años, con inflación controlada y con un enfoque claro en el desarrollo social”, planteo CI.

Julio A. Millán, fundador de CI, afirmó que los gobiernos anteriores se limitaron a los planes nacionales de desarrollo y no a un proyecto a 30 años.

Desafortunadamente, dijo, la estructura de México cambió a un país maquilador y las decisiones de empresas “no se toman aquí”, sino en el extranjero.

Lo positivo es que hay “cifras grandes” de inversión por parte de empresas nacionales presentadas por el Consejo Coordinador Empresarial o por el ingeniero Carlos Slim, pero un plan de desarrollo debidamente integrado “no existe”, concluyó el fundador de la firma de asesoría económica.

CI afirmó que en el modelo económico de “Estado desarrollador” las empresas deben tener una visión de trabajo con sentido social, pues en el modelo neoliberal sus beneficios no fueron “compartidos”.

“No todo está mal”

CI consideró probable que haya un crecimiento económico de 4 por ciento hacia la segunda mitad del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, siempre que la inversión pública se traduzca en el impulso a los proyectos de infraestructura.

Aunque no todo está mal en la economía, principalmente en las cifras macroeconómicas, México requiere de medidas “anticíclicas” para paliar la situación delicada por la cual atraviesa la “economía real”, que se caracteriza por un crecimiento cero, dijo Julio Alejandro Millán, presidente de CI.

Planteó un gasto público que detone con rapidez a los proyectos de infraestructura y que se dé prioridad a la industria nacional y un pacto con la iniciativa privada para incrementar la inversión porque no hay “confianza ni certidumbre económica”, señaló el directivo.

Consideró necesario ese pacto porque la interlocución del gobierno mexicano con los empresarios “se ha roto” y al mismo tiempo instó a la iniciativa privada a tener un sentido social en sus inversiones.

Por otro lado, el presidente de CI descartó que una eventual disminución en la calificación de deuda de Petróleos Mexicanos, a niveles de “chatarra”, vaya a afectar a la deuda soberana de México.

Las finanzas macroeconómicas son sanas y el país se ha “despetrolizado”; es decir, las finanzas de la administración federal no dependen de los ingresos petroleros.

No obstante, si fuese el caso de una disminución en la calificación de la deuda a la empresa petrolera, México resentiría una merma en su capacidad de producción y habría presiones al tipo de cambio y las tasa de interés.

 

Últimas noticias