Sin reflejarse impuestos de comida ‘chatarra’ en sector salud: ANPEC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los más de 200 mil millones de pesos que el gobierno federal ha recaudado en los últimos 5 años con el impuesto especial para productos y servicios (IEPS) a refrescos y alimentos con alto contenido calórico (dulces, chocolates o pastelillos) no se han reflejado en el presupuesto para el sector salud, aseveró la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

“El IEPS ha mostrado ser una medida exitosa para la recaudación, superando las expectativas notablemente, lo que confirma también que el consumo de estos productos no sólo se ha mantenido, sino que ha ido en aumento”, puntualizó la organización.

Se pronunció en contra de que aumente más el gravamen, como se contempla en la miscelánea fiscal 2020 para los refrescos y cigarros, dos de los principales productos que venden las tiendas de abarrotes a las cuales representa la organización.

Un quinquenio con el IEPS

El IEPS comenzó a aplicarse en 2014 a bebidas y alimentos azucarados o con alto contenido calórico, cuando entró en vigor la reforma fiscal promovida por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, con el argumento de abatir el sobrepeso y la obesidad que aqueja a la mayor parte de la población y que repercute en el gasto de recursos públicos.

Un análisis realizado por la ANPEC indica que entre 2014 y 2018 la recaudación del IEPS a los productos mencionados ascendió a 40 mil millones de pesos en promedio, es decir, 200 mil 124.3 millones de pesos en total.

Sin embargo, el gasto en salud pública no varió sustancialmente en ese quinquenio. En total ascendió a 593 mil 644.3 millones de pesos y el promedio anual fue de 118 mil 798.86 millones de pesos, equivalente tan sólo a 2.5 por ciento de los ingresos que tuvo el sector público en el periodo.

Incluso ese porcentaje ha bajado porque del máximo de 2.64 que alcanzó en 2017 bajó a 2.39 por ciento en 2018 y de enero a agosto de 2019 sólo representó 2.31, pese a que en este último lapso el IEPS recaudado llegó a 32 mil 223 millones de pesos.

Aumentó consumo

La ANPEC sentenció que la recaudación del IEPS no se presupuestó ni se programó para el gasto en el sector salud y sólo ha sido una herramienta meramente recaudatoria.

Además, advirtió que el consumo de refrescos y productos de alto contenido calórico se mantiene a la alza y el impuesto no generó un cambio en los hábitos de la población, por lo que su impacto en la salud pública ha sido completamente marginal.

Últimas noticias