Descarta AMLO persecución por falsas facturas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que en las conversaciones que ha tenido con empresarios en las últimas semanas, uno de los temas principales de diálogo es el procedimiento para evitar facturas falsas ante el temor del sector privado de una persecución. Aclaró que no se trata de eso , sino de un proceso conforme a la ley.

Subrayó que no se encarcelará a nadie con una simple denuncia por uso de facturas falsas, sino que, en caso de no haber comprobantes, se turnan los casos a la procuraduría fiscal que investigará si hubo un fraude, tras lo cual llevaría el caso a la Fiscalía General de la República, que deberá citar a las partes para presentar defensa.

Después de todo ello, aún se debe turnar a un juez para determinar posibles fraudes, además de tener aún posibilidad de amparos.

Agregó que “surgió como plaga lo de la doble facturación o facturas falsas”, el cual representa hasta 300 mil millones de pesos al año.

Revisión de contratos petroleros

Durante su conferencia de prensa de este jueves, el presidente señaló, además, que no descarta que su gobierno recurra a la exploración en aguas profundas, pero la prioridad es la exploración de aguas someras.

Adelantó que a finales de este año hará una evaluación de todos los contratos ya otorgados y se están dando las facilidades para la inversión. “No es apostar a que no cumplieron, o denunciarlos y quitarles el contrato. No. Lo que nos importa es que se invierta y se extraiga el petróleo, pero hasta ahora esto no ha sido posible”.

Recordó que ya han transcurrido cuatro años desde la reforma energética con la que se afirmaba que se extraería mucho petróleo, pero “engañaron”, ya que sólo una empresa está comenzando a producir petróleo.

Dijo que, “si anuncio que van a entregarse más contratos para aguas profundas, aunque en la realidad esto no signifique que vaya a haber producción ni en 5 o 10 años, por lo que sería sólo de manera demagógica".

"Puede ser que inversionistas se interesen en invertir, pero no es serio eso, es engañar, es mejor decir la verdad, y ellos tienen que demostrarlo que donde se entregaron los contratos en aguas profundas están invirtiendo”.

Precisó que su administración no buscarán litigios, y aunque no estén invirtiendo, lo que busca el gobierno es que inviertan, no generar un pleito.

También destacó la relevancia de impulsar la industria de la construcción, sin trabas ni chantaje, y reconoció que han tenido “un problema” con las obras para rehabilitar escuelas, hospitales y viviendas afectadas por los sismos, porque “empresas encargadas de hacer esta obra no están cumpliendo”.

Reconoció que no todos los empresarios son iguales, “pero sí hay muy malas practicas de quienes reciben anticipos”, al referir que en el caso de escuelas “dejan las obras tiradas y se afecta a los niños”, por lo cual se mostró convencido que para el mejoramiento de planteles lo mejor es entregar el dinero a cada sociedad de padres de familia.

López Obrador recordó que tan solo para el mantenimiento de caminos se invierten este año 20 mil millones de pesos, además de que están por iniciar obras de mantenimiento en 170 mil escuelas, mientras el Infonavit “ya empezó a reactivar toda su actividad de construcción de unidades habitacionales”.

Sostuvo que se está poniendo orden, al señalar que durante mucho tiempo “se construyó mucho pero mal, al grado que hay miles de departamentos abandonados, unidades habitacionales construidas en zonas de riesgo, actos de corrupción de empresas.

“Muchos quisieran que aprobáramos todo. Lo más importante es que haya crecimiento, que no pongan ninguna traba, sino se para la economía. Es una especie de chantaje, pero nosotros ya no queremos que sea igual en nada, no queremos parecernos a lo que hicieron anteriormente, porque imperaba la corrupción. Escuelas, hospitales, unidades habitacionales abandonadas, mal hechas; carreteras inconclusas, malhechas, de todo”.

Últimas noticias