Refrescos tienen doble tributación en México, sostiene industria

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los refrescos y bebidas saborizadas tienen una “doble tributación” en México, de casi 30 por ciento, ya que por ellos se paga tanto el 17 por ciento del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) como el 16 por ciento del impuesto al valor agregado (IVA), aseveró la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC). Es decir 3 de cada 10 pesos que pagan los consumidores por un refresco corresponden a estos impuestos.

Al emitir su postura sobre “la actualización” a la cuota del IEPS que plantea la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) en el paquete económico 2020 – para que pase del 1.17 pesos por litro de refresco a 1.2705 pesos a partir del próximo año – , la organización sostuvo que “es claro y evidente que este impuesto es un impuesto a los pobres, pues según estudios presentados por reconocidas instituciones académicas, el 57 por ciento de lo recaudado lo han pagado los mexicanos con menores recursos”.

El IEPS a los refrescos comenzó a aplicarse desde 2014 con una cuota de un peso por litro. Posteriormente se plantó actualizarla cuando la inflación acumulada llegara a 10 por ciento y, así, a partir de enero de 2018 la cuota se fijó en 17 por ciento o 1.17 pesos por litro, vigente en este año.

Ahora, la Secretaría de Hacienda y Créditos Público (SHCP) plantea en el paquete económico que cambie la mecánica de actualización del IEPS para refrescos a forma anual, indicó la ANPRAC. Con esa actualización se propone que a partir del primero de enero de 2020 se cobre 1.2705 pesos por el impuesto referido.

De aprobarse la propuesta de la SHCP en el Congreso de la Unión, la actualización del IEPS implicará que los consumidores paguen 10 centavos más por cada litro de refresco o bien 8.5 por ciento más respecto a la cuota actual.


Se desconoce destino de la recaudación en refrescos

La ANPRAC aseveró además en los 6 años que se ha cobrado el IEPS a la industria no se ha logrado disminuir el consumo de refrescos entre la población, uno de los objetivos de la medida toda vez que estas bebidas han sido señalados de contribuir a la epidemia de obesidad y sobrepeso en el país.

Tan sólo de enero a mayo de este año, el Inegi reportó un incremento interanual de 1.37 por ciento en el volumen de ventas de las bebidas saborizadas al llegar a 9 mil 220 millones de litros.

Tampoco se sabe con claridad cuál ha sido el destino del dinero recaudado por el IEPS aplicado a los refrescos, acusó la asociación de refresqueros.

En cambio, presumió que actualmente uno de cada dos productos de la industria “son bajos y / o sin calorías” e incluso hay productos con hasta 50 por ciento menos calorías que hace 6 años, cuando se les comenzó a cobrar el IEPS.

Últimas noticias