Propone BBVA reducir ISR e IVA para reactivar el consumo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. BBVA propuso reducir la tasa de Impuesto Sobre la Renta (ISR) e Impuesto Sobre el Valor Agregado (IVA) a fin de reactivar el consumo privado y generar una mayor actividad económica, debido a la desaceleración que se enfrenta en el país.

En un reporte difundido hoy mediante BBVA Research, área de estudios económicos del banco, la institución consideró que está medida podría ser bien recibida por los mercados financieros, aunque requeriría modificar una ley hacendaria, aunado a una menor recaudación y bajar los objetivos fiscales para este año.

“La economía mexicana está presentando una fuerte desaceleración en el crecimiento de la demanda agregada. Una posible alternativa de reactivación de la misma sería a través de un impulso al consumo privado, el cual aporta aproximadamente 67 por ciento al total del Producto Interno Bruto (PIB)”, expuso.

El reporte emitido por Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA, indicó que una reducción en la tasa del ISR para personas físicas o del IVA tendría un efecto directo e inmediato sobre el consumo privado. No obstante, ello implicaría una menor recaudación tributaria y, por consiguiente, un menor superávit primario —diferencia entre ingresos y egresos previo al pago de intereses— a la meta de 1 por ciento del PIB para 2019.

Actualmente, la tasa de IVA en México es de 16 por ciento y el ISR puede superar el 27 por ciento dependiendo de los ingresos de las personas. Apenas en enero, en la frontera norte a fin de dar estímulos fiscales, el gobierno redujo el IVA a 8 por ciento y el ISR quedó homologado en 20 por ciento sobre los ingresos.

“Estamos convencidos de que esto sería bien recibido por los mercados financieros”.

La propuesta

Para el caso del IVA, destacó BBVA, asumiendo una tasa impositiva de 16 por ciento, se puede inferir que cada punto porcentual de tasa recauda sea de 0.24 por ciento del PIB, lo cual se compara desfavorablemente con el rango de 0.3 a 0.4 por ciento del PIB.

En lo concerniente al ISR, suponiendo que la tasa promedio ponderada fuera 25 por ciento, cada punto porcentual de tasa recaudaría 0.28 por ciento del PIB.

Implicaría cambios

Según BBVA, reconociendo la necesidad de continuar con la disciplina fiscal emprendida por la actual administración y ante el riesgo de una reducción en la calificación crediticia soberana, el estímulo derivado de una menor tasa impositiva que proponemos disminuiría la meta de superávit primario de 1 a 0.5 por ciento del PIB.

“Se tendría que modificar el artículo 23 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. De los aproximadamente 175 mil millones de pesos de recursos presupuestados para el gasto público que no se ejercieron en el primer semestre del año, alrededor de 120 mil millones de pesos podrían no gastarse y ser aprovechados para disminuir por ese monto la recaudación derivada del ISR”, apuntó.

Dicha cifra, explicó la entidad financiera, significa sacrificar 68.8 por ciento del gasto no ejercido para compensar la caída en la recaudación tributaria por el cobro de una menor tasa del ISR para personas físicas o del IVA.

 

Últimas noticias