El consumo de proteína animal en 2018, la más baja en 12 años: GCMA

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El gasto en proteína animal (carnes, pescados, leche y huevo) alcanzó en 2018 su punto más bajo en los hogares mexicanos en los últimos 12 años al representar 39.5 de cada 100 pesos destinados a la compra de alimentos y bebidas, de acuerdo con un análisis del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) sobre las encuestas de ingreso y gastos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En las seis encuestas bianuales anteriores a la de 2016-2018, la compra de proteína animal siempre rebasó 40 por ciento del gasto total en alimentos y bebidas realizado trimestralmente. El punto máximo se alcanzó en 2012 al llegar a 41.4 por ciento del total, pero bajó a 40.3 por ciento en 2016 y otra vez descendió en 2018 hasta 39.5 por ciento mencionado, lo que implica casi dos puntos porcentuales menos en los últimos seis años, explicó GCMA.

En los hogares más pobres, la compra de carne de res, cerdo y pollo así como de huevo fue equivalente a 19.6 por ciento de su gasto total en alimentos el año pasado, casi la tercera parte del 56.1 por ciento que implicó para los hogares más ricos, comentó.

Además, entre 2014 y 2018, los hogares más pobres redujeron en 1.6 puntos porcentuales su gasto en proteína animal y los más ricos lo aumentaron en 0.9 puntos ya que hace cuatro años se ubicaron en 21.2 y 55.2 por ciento respectivamente, dijo.

Los hogares más pobres gastaron el año pasado más dinero en huevo, 7.8 pesos de cada cien, que en cualquier otra carne: 2.8 pesos en la de res, 3.7 pesos en la de puerco y 5.3 pesos en la de pollo. Los hogares más ricos erogaron 19.6 pesos de cada cien a carne de res, 12.5 pesos a la de puerco, 14.4 pesos a la de pollo y 9.6 pesos en la compra de huevo, mencionó.

Del total de gasto en alimento y bebidas que realizaron los hogares de todos los niveles económicos en México 39.5 por ciento se concentró en proteína animal, seguido de un 10.3 por ciento de cereales, 9.1 por ciento en vegetales, 7.7 por ciento en tortillas, 4.7 por ciento en frutas y el restantes 27.9 por ciento en otro tipo de alimentos, detalló GCMA.

Además de la proteína animal, también los cereales han mostrado una caída en el gasto de alimentos de los mexicanos pero en este caso desde 2008 cuando representaron el máximo de 11.4 por ciento contra el 10.3 por ciento que alcanzaron el año pasado.

En cambio el gasto en frutas ha subido levemente desde 4.3 a 4.7 por ciento durante la última década y en los vegetales el aumento comenzó a darse desde el 8.3 por ciento registrado en 2012 hasta el mencionado 9.4 por ciento de 2018.

El gasto en tortillas ha variado mucho en los 12 años analizados por GCMA ya que en 2006 representó 7.6 por ciento del gasto en alimentos y bebidas, alcanzó un máximo de 8.3 por ciento en 2010 y a partir de ahí comenzó a bajar hasta llegar al 7.8 por ciento de 2018.

La consultoría precisó que, por su valor, el gasto total en alimentos y bebidas aumentó 16.6 por ciento entre 2016 y 2018, ya que los hogares mexicanos desembolsaron 296 mil 800 millones de pesos en conjunto cada trimestre del último año.

Los vegetales encabezaron la lista ya que subieron de precio 21.1 por ciento al pasar de 23 mil 110 millones de pesos trimestrales a 27 mil 980 millones de pesos, dijo.

Enseguida se ubicaron las tortillas cuyo valor aumentó 18.4 por ciento ya que los hogares mexicanos destinaron 23 mil 50 millones de pesos en adquirirlas cada tres meses y en frutas el aumento fue de 17.5 por ciento con una erogación de 13 mil 940 millones de pesos.

En carnes el alza llegó a 14.2 por ciento en el bienio aunque como ya se señaló es el rubro en el que más gastan los mexicanos y llegó a 117 mil 120 millones de pesos trimestrales el año pasado, en contraste con los 102 mil 530 millones de pesos que desembolsaron en 2016.

Últimas noticias