BdeM recortará su tasa de referencia 25 puntos: UBS

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 

Ciudad de México. El banco de inversión suizo, UBS, da por descontado que este jueves, el Banco de México (BdeM) hará un recorte de 25 puntos base en su tasa de referencia luego de seis años, con lo que pasaría de 8.25 a 8 por ciento. Esto se debe a que la economía mundial se encuentra en desaceleración, la inflación en el país es baja y que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) cuenta con una política monetaria menos reestrictiva.

“Pensamos que un banco central que hasta hace poco había defendido una disposición agresiva necesitaría un poco de tiempo para preparar el mercado para un cambio de postura. Dada la aceleración de los eventos internos y externos, ya no creemos que sea necesario: ahora vemos que el BdeM ofrece su primer recorte de tasas en más de seis años esta semana”, dijo la institución.

En un reporte, UBS expuso que el aumento en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la desaceleración del crecimiento global, la serie de recortes de tasas por parte de los bancos centrales y la mayor probabilidad de que la FED continúe disminuyendo su tasa de fondeo, deberían ayudar a facilitar la decisión del banco central mexicano.

Sin embargo, reiteró, la economía mexicana se desacelera a un ritmo más rápido de lo esperado, y que las “condiciones domésticas” también auguran un comienzo más temprano para aliviar al país.

“Aunque la economía evitó por poco caer en una recesión técnica en el segundo trimestre, todos los indicadores económicos apuntan a una actividad que, en el mejor de los casos, está estancada en la actualidad”, precisó.

La demanda interna es débil en todos los ámbitos, pues el consumo privado crece menos en su comparación mensual, “la inversión se está desplomando” y el gasto público ha tenido un comienzo históricamente débil, por lo que “los riesgos para nuestra estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 0.5 por ciento para 2019 están sesgados a la baja”.

El banco de inversión suizo, profundizó que aun, el BdeM cuenta con algunas preocupaciones, tales como que las expectativas de inflación siguen siendo elevadas, mientras que prevalece una incertidumbre en torno a las políticas económicas del gobierno, además que prevalecen los riesgos de una baja en la nota crediticia del país por parte de las agencias calificadoras de riesgo.

“Dicho esto, el comportamiento reciente del peso, superando a la mayoría de las monedas emergentes en el último episodio de tensiones relacionadas con el comercio, sugiere que el BdeM puede haber construido un colchón suficiente para comenzar a aliviar la política monetaria”, refirió.

“Creemos que el BdeM probará las aguas con un corte de 25 puntos base. Uno de 50 puntos base podría conducir a un fuerte debilitamiento del peso que creemos que las autoridades tratarán de evitar. Quizá no sea una decisión unánime, ya que algunos miembros podrían pedir un corte más agudo y otros no actuar”, explicó.

En caso que de tener un análisis erróneo y que el banco central no recorte su tasa de fondeo esta semana en su reunión de política monetaria (jueves) la Junta de Gobierno dará el primer recorte el mes de septiembre, recordó.



Últimas noticias