Desplome de 6.9% en la inversión productiva de la IP

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El gasto de las empresas en maquinaria, equipo y construcción, que refleja el comportamiento de la inversión privada en bienes utilizados en los procesos productivos, se desplomó a una tasa anual de 6.9 por ciento durante mayo, para ubicarse en niveles mínimos desde julio de 2014, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la variación mensual, la caída de la inversión fija bruta fue de 2.7 por ciento.

En particular, la construcción, una de las actividades con mayor capacidad para generar empleo, bajó 8.3 por ciento anual durante mayo, lo que la dejó en su peor nivel desde hace 13 años (febrero de 2006), según datos del organismo. La presión vino en mayor medida por el componente no residencial (infraestructura comercial, industrial, obra pública e institucional), que bajó 8.8, mientras el residencial lo hizo en 7.9.

El nivel de la inversión fija bruta de la construcción se ubica actualmente por debajo de lo observado en las crisis de 2008-2010 y de 2012-2013, contextualizó Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México, en Twitter.

El gasto en maquinaria y equipo total descendió 5.5 por ciento respecto de mayo del año pasado, con lo que lleva al menos cuatro meses con una tendencia lateral.

La industria del país es la que se ha visto afectada en primer lugar por el descenso de la inversión fija bruta. Respecto de mayo del año pasado, se hundió 21.2 por ciento la adquisición de maquinaria y equipo de origen nacional, mientras en el importado la merma fue de 6.3.

En contraparte, avanzó 4.2 por ciento la adquisición de transporte nacional y 7.2 el importado respecto del año anterior.

Frente a los datos de abril, la inversión fija bruta cayó 2.7 por ciento. Luego de un crecimiento histórico en enero, el indicador ha visto un comportamiento mixto en los pasados cuatro meses, pero se mantiene con una tendencia a la baja. Por componentes, los gastos en construcción descendieron 5.5 por ciento y maquinaria y equipo 0.3. La excepción a la baja generalizada fue la adquisición de transporte importado, que despuntó 16 por ciento.

En un reporte financiero, Banorte expuso que aun sin los datos de junio lo reportado hasta ahora por el Inegi advierte que la inversión será muy débil en el segundo trimestre del año y anticipa que el sector cerrará con una contracción de 2.9 por ciento en 2019, con riesgos a la baja.

Juan Carlos Alderete y Francisco Flores, analistas del banco, detallaron que las condiciones para el sector permanecerán débiles. En primer lugar, por menores expectativas de crecimiento económico, mayores costos de financiamiento locales, incertidumbre global respecto del comercio y baja confianza empresarial, en particular para invertir.

 

Últimas noticias