México reportó bajo crecimiento en la última década: S&P

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. "El desafío para el modelo de crecimiento de México basado en un elevado empleo y baja productividad es que la dinámica demográfica que ayudó a impulsar el empleo en el pasado será menos favorable en los siguientes años", advirtió Elijah Oliveros-Rosen, Economista Senior para América Latina de Standard and Poor’s.

Recordó que el crecimiento económico de México ha sido bajo durante la última década. Ha promediado apenas en 2 por ciento menos de la mitad del 5 por ciento que han crecido los mercados emergentes. Entonces ¿cuál es la razón detrás de los bajos niveles del crecimiento del producto interno bruto real?

Algunas de las razones comunes para el bajo crecimiento de la productividad en México son: elevados niveles de corrupción, costo de la inseguridad, y altos niveles de informalidad en el mercado laboral. 

Sin embargo, estos no son factores específicos de México. Otras economías de América Latina con mayores niveles de crecimiento de la productividad afrontan desafíos similares, pero tienden a ser más agudos en México, especialmente por lo que se refiere a la asignación ineficiente de los recursos.

El crecimiento en México es muy desigual, lo que representa una de las razones de que la productividad en general sea baja a nivel nacional, puntualizó.

En un reporte publicado hoy, "Productividad baja y desigual en México: Qué nos dice sobre el crecimiento futuro del PIB", S&P Global Ratings indica que una razón citada a menudo para explicar esta situación es la baja productividad laboral, que ha promediado apenas 0.4 por ciento en los últimos 10 años (en comparación con más de 4 por ciento en los mercados emergentes en general). Esto significa que el empleo, más que el crecimiento de la productividad, ha sido el principal factor para apoyar el crecimiento del PIB de México (aproximadamente 80 por ciento del mismo).

Esto se debe al crecimiento de la población en edad laboral, que se expandió en promedio 1.8 por ciento en los últimos 10 años, y se espera que se sitúe 0.5 por ciento por debajo en la siguiente década. 

“En otras palabras", añadió Elijah Oliveros-Rosen, "si la productividad no mejora, y la participación de la fuerza laboral tampoco lo hace, la economía mexicana crecerá, en promedio, a una tasa más cercana a 1.5 por ciento y no a 2 por ciento, en la siguiente década. Esto se equipara al crecimiento promedio de 0.6 por ciento en el PIB real per cápita, frente a 0.9 por ciento en los últimos 10 años".

Hay tres diferentes escenarios para poner en contexto la importancia de la productividad para el crecimiento del PIB de México: En nuestro primer escenario --el más optimista-- analizamos cuál es la productividad necesaria para alcanzar un crecimiento del PIB similar al promedio proyectado para los mercados emergentes, de 4 por ciento 

En nuestro segundo escenario, la productividad no mejora, en su tercer escenario, consideran una proyección de crecimiento del PIB viable para México, donde la productividad laboral mejora modestamente.

 

Últimas noticias