En industria textil, "foco rojísimo": Canitex

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Domingo 21 de julio de 2019. La entrada ilegal al país de prendas de vestir está afectando terriblemente al sector textil y generando competencia desleal, pues se están colocando en canales de comercio formales, aseguró la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canitex), la cual denunció que a ese problema se suma la falta de gas que vive el sector.

Si bien el año pasado las empresas dedicadas a la fabricación de textiles enfrentaron incrementos hasta de 80 por ciento en el suministro de energía eléctrica (https://bit.ly/2E0FSey), actualmente los aumentos han sido menores.

En entrevista, José Cohen Sitton, presidente de la Canitex, manifestó que la industria textil no está siendo competitiva con Estados Unidos, pues si se compara el costo de la energía eléctrica en ese país con el de México, en la nación vecina el energético –segundo insumo más importante en el proceso de manufactura– es hasta 50 por ciento más barato.

El empresario señaló que el sector tiene que enfrentar actualmente la falta de gas natural en el país, pues los industriales afiliados al organismo han reportado que les recortaron el suministro y han recibido alertas o avisos sobre disminuciones de 30 por ciento en el abasto, lo que calificó de foco rojísimo, ya que está sucediendo en la coyuntura del conflicto entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y constructores de gasoductos.

Sin embargo, el suministro de energéticos no es el único problema de los textileros en el país, pues cuatro de cada 10 prendas que entran a territorio mexicano lo hacen de manera ilegal, es decir, las mercancías son subvaluadas –importaciones con valor inferior, con el propósito de pagar menores contribuciones– y eso está afectando terriblemente al sector.

Explicó que en muchas ocasiones las prendas ingresan a territorio mexicano a través de las aduanas de manera temporal, pero terminan en el mercado mediante canales formales y hasta informales, lo cual representa competencia desleal.

La verdad es que la subvaluación es alarmante, pues 40 por ciento de mercancías que están ingresando al país son de ese tipo, aseguró sobre los productos que no cubren la parte equivalente de materia prima en bruto, pues pasó de representar 33 por ciento en 2018 a la cantidad mencionada por el industrial.

Comentó que actualmente dicho tipo de prendas, que en su mayoría son de países asiáticos, inundan el mercado interno y eso está causando daño a la industria.

Están destrozando el mercando interno y la mercancía nacional del sector textil y de la confección.

Indicó que parte del problema es la corrupción en las aduanas, donde se permite la entrada de ese tipo de mercancías. Esa situación, apuntó, debe acabar con la aplicación del estado de derecho.

Cohen Sitton sostuvo que por ese problema se ha inhibido la inversión en el sector, pues, estimó, la caída de ésta en la industria textil es cercana a 80 por ciento.

En ese sentido, recordó que durante la reunión de industriales 2018 el sector presentó el programa Del Campo al Aparador, el cual busca apoyar la cadena de suministro de algodón, lo que elevaría el contenido nacional, pero en parte se ha detenido por la ilegalidad en la entrada de la mercancía subvaluada.

Subrayó que eso se puede revertir si se aplica la ley. Incluso, dijo, la industria promete un crecimiento para el país al ritmo que busca el gobierno federal (4 por ciento).

Últimas noticias