Dos Bocas, necesario y viable; no se dará marcha atrás: Nahle

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La construcción de la refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, es irreversible, pues aparte de ser un proyecto de Petróleos Mexicanos (Pemex), es necesario y viable, aseguró Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener).

“Este gobierno sí la va a hacer –la refinería–. ¿Por qué se va a dar marcha atrás? A ver, si es un proyecto viable, es un proyecto necesario, es un proyecto de Pemex”, indicó en entrevista radiofónica.

La refinería, según el plan de negocios de la empresa productiva del Estado, requiere una inversión de 8 mil millones de dólares y tendrá capacidad para procesar 340 mil barriles de petróleo diarios y operará a partir de 2022. Además de ser uno de los proyectos prioritarios de la actual administración, podría llegar a generar –junto con la rehabilitación de todo el sistema– 70 por ciento de los combustibles que se consumen en el país (de refinación).

Luego, al participar en la sexta reunión del Consejo de Energía México-Estados Unidos, Rocío Nahle refirió que es de interés nacional que los siete gasoductos de cuatro empresas privadas (IEnova, TransCanada, Carso Energía y Fermaca) que están detenidos por la revisión de sus contratos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) operen, siempre y cuando haya reglas claras.

La CFE anunció la revisión de unos contratos firmados por unos ductos, son cuatro empresas, están en revisión, hay una mesa de negociación. Nos interesa tenerlos en México, nos interesa que estén aquí, que traigan el gas, que tengan el transporte, pero con equidad, con reglas claras, con contratos que sigan las mejores prácticas internacionales, manifestó.

Expuso que el gobierno federal tiene una responsabilidad social, económica e internacional con inversionistas y socios que están en el país.

A inicios de mes la CFE anunció que revisaría los contratos de siete gasoductos, ya que considera que estos cuentan con cláusulas abusivas y son leoninos. En caso de no llegar a un acuerdo, la empresa productiva del Estado, que dirige Manuel Bartlett, prevé abrir litigios en cortes internacionales –París y Londres.

Entre los gasoductos que se encuentran detenidos está el marino que corre de Texas a Tuxpan, Veracruz (construido por IEnova y TransCanada), con una extensión de poco más de 800 kilómetros y que fue terminado el pasado junio, el cual tiene capacidad de proveer un tercio de la demanda de gas natural del país, y llegaría principalmente al sureste de México, región que en meses pasados ha registrado apagones por el desabaasto de ese combustible.

En su ponencia, Nahle destacó los acuerdos que existen con Estados Unidos, como lo relativo a los yacimientos transfronterizos de hidrocarburos en el Golfo de México y el Acuerdo de Cooperación para el Desarrollo de los Usos Pacíficos de la Energía Nuclear. Entre los temas principales de la reunión se destacó la relevancia de promover la seguridad energética integral para ambos países.

Últimas noticias