Más que renuncias, preocupan sus motivos: Coparmex

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Chiautempan, Tlax. El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, aseveró que las renuncias de funcionarios públicos en sí mismas no son malas, incluso “diría que son buenas cuando esto tiende a mejorar la gestión pública; qué más quisiéramos que hubiera cambios en la titularidad de Petróleos Mexicanos (Pemex), en la titularidad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y en la titularidad de la Secretaría de Energía (Sener), ya que estas posiciones claramente han sido desempeñadas de manera no positiva para el país”.

En conferencia de prensa después del acto de toma de compromiso al Consejo Directivo del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), la mañana de este jueves, Gustavo de Hoyos dijo que para el sector patronal los cambios de funcionarios no son algo que le preocupe, “lo que llama la atención son las motivaciones explícitas de esos cambios”.

Agregó: “Cuando servidores públicos de alto nivel, como el ahora ex secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías; como el ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez Cázares o personas relevantes en la lucha antisecuestros y otras áreas del gobierno federal, al momento de retirarse exponen que hay posiciones que son extremas, que son fundamentalistas, cuando hablan de recortes draconianos, cuando hablan de tráfico de influencias a través de temas de conflicto de interés, eso es lo que verdaderamente nos preocupa, por eso no nos parce acertada la determinación del presidente (Andrés Manuel López Obrador) de que no se van a investigar los casos de conflictos de interés que fueron denunciados”.

Para el dirigente de este sindicato patronal, un gobierno que ha hecho del combate a la corrupción, de la integridad, su bandera y su principal oferta política, “no puede olvidar de un día para otro una acusación de esta envergadura”.

A pregunta expresa, dijo que el Presidente está fallando a sus promesas de no mentir, no robar y no traicionar.

Por otra parte, anunció que la Coparmex participará en cinco de las seis mesas del Parlamento Abierto al que convoca el Congreso de la Unión para analizar la reforma laboral, si bien consideró que este esquema “no es el vehículo idóneo para revisar una ley que recién acaba de ser modificada”.

Además de los 10 puntos que ha enarbolado sobre este tema, indicó que la Coparmex no está de acuerdo con el voto directo en las asambleas sindicales, ya que México no está obligado a plasmarlo en el tratado comercial y además es una práctica que no es competitiva y que no existe prácticamente en ninguna parte del mundo. “Lo que sí respaldamos es el voto personal, libre y secreto, pero el voto directo nos parece que es nocivo”.

Últimas noticias