Renuncia de Urzúa, un riesgo para el peso, advierte UBS

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La renuncia de Carlos Urzúa Macías a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público –“el trabajo más retador en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador”- rebotará en dos frentes: la desaceleración de la economía y el deterioro en las calificaciones de la deuda mexicana. Ambos implican un riesgo para el peso, advirtió el banco suizo UBS, uno de losmás importantes de Europa.

El que Arturo Herrera sea el relevo no cambia la encomienda de articular tres objetivos “en conflicto entre sí”: compromiso con la responsabilidad fiscal, cumplir con los programas sociales y proyectos de infraestructura prometidos por López Obrador en campaña y rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex), abundó la institución financiera. 

“El problema, en nuestra opinión, es que no es posible lograr los tres objetivos al mismo tiempo sin ingresos adicionales”, expuso UBS. Y es que el gobierno federal se ha comprometido a no incrementar o crear impuestos nuevos al menos en la primera mitad de su sexenio, pues el presidente confía en que el combate a la corrupción dará los suficientes recursos. 

Así mismo, la firma suiza advierte que en su previsión no pasarán más de seis meses para que el tipo de cambio cotice por arriba de 20 frente al dólar y siga aumentando. El apremio viene también del momento en el que se da la renuncia de Urzúa, dado que no hay certeza de cómo afectará esto la construcción del plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) y cómo se integrará el Paquete Económico para el próximo año.

“Las estrictas políticas fiscales y monetarias, junto con la incertidumbre política, continúan afectando el sentimiento de los inversionistas y las perspectivas de crecimiento del país. En esta etapa, no se sabe si la salida de Urzúa y el nombramiento de Herrera tendrán algún impacto en el plan de negocios de Pemex y el presupuesto de 2020”, expuso.

 

Últimas noticias