Canacero responde a EU y niega recibir subsidios del gobierno

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) negó que el sector que encabeza reciba subsidios, como lo determinó de manera preliminar el Departamento de Comercio de Estados Unidos y por lo cual impuso gravámenes a estructuras de acero el pasado lunes.

El organismo explicó que lo denunciado por el gobierno del vecino del norte son programas de desarrollo industrial no específicos a la industria siderúrgica, no son sancionables al amparo de la Organización Mundial de Comercio y muchos países en el mundo los aplican, incluyendo a Estados Unidos, por lo que rechazó que la industria del acero mexicana reciba subsidios.

La imposición de derechos antisubvenciones a productos de acero estructural habilitado significa que las exportaciones de las empresas mexicanas involucradas en el caso estarán sujetas al pago de derechos antisubvenciones a su ingreso al mercado estadunidense, explicó.

Canacero reiteró que está a favor de combatir las prácticas de comercio desleal, pues México al igual que Estados Unidos sufre las consecuencias de aplicación de subsidios directos a la industria siderúrgica por parte de países que, por lo general, operan bajo economías centralmente planificadas y con empresas propiedad del Estado, como es el caso de China, que tienen como resultado la sobrecapacidad de acero a nivel mundial con graves consecuencias sobre países que se rigen por las reglas de mercado y están abiertos a la competencia internacional como es el caso de México.

Aunque mencionó que analizará la resolución preliminar y que las empresas afectadas en conjunto con el gobierno mexicano interpondrán los medios de defensa para revertir el resultado preliminar de la investigación, solicitó a la Secretaría de Economía que establezca una estrategia de defensa, pues se argumentó que México otorga subsidios a su industria, lo cual es totalmente incorrecto y sentaría un precedente que puede afectar a buena parte de las exportaciones de toda la industria nacional.

El procedimiento anunciado el lunes pasado es contra las importaciones de acero estructural habilitado, por lo que no está relacionado con la medidas bajo la Sección 232 que en el pasado fue aplicada, de manera injustificada, a 54 familias de productos de acero mexicano y que finalmente fue revocada por Washington desde mayo pasado.

Últimas noticias