Se exagera “un poquito” sobre despidos en el gobierno federal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 15 de junio de 2019, Ciudad de México. Se ha exagerado “un poquito” sobre los despidos en el gobierno federal, porque sólo se ha limitado a niveles de mando medio y superior, aseguró ayer el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa Macías.

En conferencia de prensa para anunciar un incremento salarial para trabajadores de la administración federal, indicó que dicho recorte se debió “a una reducción natural” como parte de la política de austeridad emprendida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Insistió en que sólo ha aplicado para puestos de mando medio y superior, porque se detectó mucha duplicidad de funciones.

Creo que se ha exagerado un poquito acerca de despidos”, aseveró, aunque no precisó cuántas personas han dejado de laborar en el gobierno central.

Estamos hablando de una cantidad muy baja, simple y sencillamente nada más de funcionarios de mando medio y superior”, agregó.

A principios de mayo pasado el gobierno federal anunció medidas adicionales de austeridad orientadas a generar ahorros para transferir esos recursos a Petróleos Mexicanos (Pemex). En esa ocasión Urzúa Macías e Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, indicaron que todas las plazas creadas en diciembre pasado iban a desaparecer y establecieron el primero de julio como fecha para entregar las puestos, mientras todas las direcciones generales adjuntas serían eliminadas (https://bit.ly/2vDdGHy).

El incremento

Urzúa Macías anunció que el personal operativo de la administración pública federal que menos ingresos percibe recibirá un aumento salarial como parte del compromiso hecho por el Presidente de México al comienzo de su gestión.

Comentó que el incremento ya se tenía contemplado desde diciembre pasado, cuando el 31 de ese mes fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Manual de Percepciones de los Servidores Públicos de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal.

Desestimó que el Presupuesto de Egresos de la Federación se vea afectado, pues para ello se destinarán 3 mil 500 millones de pesos.

Se calculó en el Presupuesto de Egresos, porque uno tiene que prever cuánto extra se va a tener que pagar en nómina”, expresó.

Explicó que en junio se concluyen las negociaciones salariales de los trabajadores de las dependencias, momento en el que se fija el incremento, el cual se calcula para todo el año, es decir, es retroactivo al primero de enero de 2019.

Detalló que quienes perciben menos de 100 mil pesos al año después de impuestos tendrán un alza de 3 por ciento, es decir, 3 mil pesos anualizados, lo que representa 125 pesos a la quincena.

Los que reciben al año entre 100 mil y hasta 150 mil pesos después de impuestos recibirán un incremento de 2 por ciento, que de igual manera son 125 pesos por quincena.

Mientras quienes perciben entre 150 mil y hasta 200 mil pesos sólo tendrán un alza de uno por ciento, que se traduce en 3 mil pesos anuales y por quincena en alrededor de 83.33 pesos.

Con el incremento de 3 y 2 por ciento los trabajadores pueden adquirir poco más de seis litros de leche, uno de los refrescos más consumidos en el país o casi cinco litros de gasolina de bajo octanaje, mientras quienes reciban el aumento de uno por ciento podrían comprar sólo poco más cuatro litros de ambos productos o casi cuatro de dicho combustible.

El secretario de Hacienda enfatizó que los porcentajes de alza salarial son independientes al incremento porcentual ordinario (3.35 por ciento) señalado para 2019, es decir, está por encima de la inflación esperada para este año.

 

Últimas noticias