Sector privado es un aliado en la salud de la población: CCE

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Aunque el sector farmacéutico del país percibió una mayor apertura en la última reunión que sostuvo con Raquel Buenrostro Sánchez, Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pues se despejaron muchas dudas, aún quedaron otras acerca de la distribución de los medicamentos, indicó Patrick Devlyn, presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En entrevista, después de la inauguración de Expo Med, indicó que representantes de esa industria expresaron que durante el encuentro con las autoridades hacendarias el martes por la tarde, la dinámica fue diferente, pues hubo más apertura, además de que la funcionaria ofreció más información,

Comentó que el sector privado no debe verse como un obstáculo, sino como un aliado para la salud de la población del país y no se busca sabotear los proceso de licitaciones.

“Para que las empresas puedan llevar a cabo una mejor planeación y con eso hacer una mejor oferta de precio se necesita tener información clara para que puedan llevar a cabo sus posturas”, indicó el empresario.

“La información de ayer (martes) fue que se llevó a cabo en un espíritu mas abierto y positivo donde se ofreció información mas amplia y donde se aclararon muchas dudas esperamos que con ello el día de hoy concluya con la publicación de las bases”, dijo Devlyn al referirse a la licitación de medicamentos que se requieren en el segundo semestre de 2019 que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación este miércoles.

Sin embargo, enfatizó que aún no está claro si los precios que se han establecido incluyen la distribución de los medicamentos o bien sólo incluye la entrega centralizada.

En ese sentido, abundó que es preciso que se entienda que la distribución es un eslabón de la cadena de distribución muy importante, pues agrega un valor que se traduce en la entrega de medicamentos que conservan sus propiedades curativas.

Detalló que en la distribución de fármacos la temperatura debe ser de 8 grados centígrados, pues cada vez son más los medicamentos que son biológicos, característica que demanda una temperatura correcta durante todo el proceso que se sigue una vez que sale del laboratorio que lo fabrica.

Advirtió que si se altera esa temperatura, se corre el riesgo de que el fármaco no sea efectivo para el paciente, por lo que se puede suministrar, pero no tendrá el mismo efecto o no lo tendrá.

“Corremos el doble riesgo de haber invertido en medicamento y de comprometer la salud de la persona”, aseveró.

 

 

Últimas noticias