Subastas generarán mil 500 mdp para proyectos sociales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Ricardo Rodríguez Vargas, titular del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), que se convierte en el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, señaló que el principal motivo de la transformación del organismo es que el valor de los bienes asegurados ahora tengan una función social para que se destinen a obras de impacto en comunidades de alta marginación en el sur del país, como carreteras, hospitales y escuelas.

En entrevista con La Jornada adelantó que después de la subasta del próximo domingo, en la que se venderán 86 automóviles –que van desde Lamborgini y Corvette, hasta vochitos– por los que se espera obtener al menos 30 millones de pesos, viene otra de cuatro bienes inmuebles que en conjunto valen 250 millones de pesos, ubicados en Jardines del Pedregal y Lomas de Chapultepec. Tan sólo una de estas casas tendrá un precio de salida de 80 millones de pesos.

Se espera obtener mediante las subastas de este año unos mil 500 millones de pesos.

–¿Cómo se da la transformación del SAE al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado?

–Hay dos motivos fundamentales. El primero es la visión del Presidente de la República, que ahora quiere que el producto de la enajenación de los bienes asegurados se destine a programas sociales, a obras de impacto en comunidades de alta marginación. Por ejemplo, carreteras, escuelas y hospitales, entre otros.

“El segundo es que con la próxima aprobación de la Ley de Extinción de Dominio, que se encuentra en el Senado, se amplia el catálogo de delitos y ahora se incluyen corrupción y huachicoleo, por lo que esos bienes también pasarían al instituto, además de que esta nueva ley permite algo muy importante que es la enajenación temprana y oportuna de los bienes.

“Ahorita no lo podemos hacer. Tenemos bienes asegurados desde hace 5 o 10 años y no los podemos vender hasta no tener una declaración de abandono del Ministerio Público. Esta ley ya nos permite monetizar estos bienes de forma oportuna, temprana y expedita, y poder venderlos.

También existe la posibilidad de que alguien reclame el bien y el juez le dé la razón. Y sí la autoridad le da la razón, entonces le tenemos que devolver el bien. Ahora ya estamos contemplando en la ley un Fondo de Resarcimiento para devolver el dinero.

–¿De qué manera se van a canalizar los recursos que se obtengan de la venta de los bienes ?

–Lo que está proponiendo esta ley es que se devuelvan los recursos vía el gabinete de desarrollo social, que sería un órgano colegiado donde se tomen las decisiones de manera conjunta.

–¿Quiénes conformarían este gabinete de desarrollo social?

–Lo encabezaría el Presidente de la República, junto con los secretarios de Hacienda, Gobernación, Bienestar y Educación, además del titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, los directores de IMSS, Issste y DIF.

–¿Hay alguna fórmula para jerarquizar el orden del destino de los recursos obtenidos por la venta de los bienes?

–Sí, la prioridad son obras de alto impacto, pero sobre todo para zonas de alta marginación en el sur del país, como Chiapas, Oaxaca, Guerrero.

–¿A cuánto ascienden los activos que posee el SAE?

–Lo que nosotros esperamos es que en los próximos seis meses vendamos alrededor del mil 500 millones de pesos, obviamente esa cantidad se va a potencializar en los próximos años.

–¿Cuáles son los bienes o activos con mayor valor?

–Tenemos casas, joyas, ranchos, vehículos y helicópteros. No tenemos una valuación porque esto implica altos costos. Valuamos aquellos que queremos vender. Tenemos un inventario considerable y muy dinámico porque entran y salen.

–¿Cómo va el proceso de la subasta a realizarse el próximo domingo?

–Muy bien, la ciudadanía se ha volcado con mucho interés y ha aumentado la participación en estos días por el impacto mediático que ha tenido la creación del instituto. La subasta es el domingo 26 a las 12 del día. Tenemos 82 bienes, algunos blindados, vehículos de alto valor. Tenemos un Lamborgini Murciélago con un precio de un millón 400 mil pesos, tenemos Corvette, Porsche, algunos vochitos, uno de 10 mil pesos. Estos son valores iniciales y todavía falta la puja.

Al mediodía de ayer se habían vendido 500 bases de licitación paraparticipar en la subasta.

–¿Tienen algún estimado sobre lo que se espera obtener?

–Tenemos un estimado de 30 millones, pero es el precio inicial y pudiera subir y en algunos bienes podría ser de hasta el doble y entonces estaríamos hablando de hasta 40 millones de pesos la estimación.

–¿Qué es lo que viene?

–Sigue una segunda subasta en la que se van a vender casas. Un departamento y tres casas de alto valor que andarían en 250 millones de pesos, con lo que se obtendrían unas cinco veces más de lo que se obtenga por la subasta de los vehículos. Son de alto valor porque están ubicadas en Jardines del Pedregal y en las Lomas de Chapultepec. Una de ellas cuesta 80 millones de pesos.

Habrá una tercera subasta, de joyas, y los recursos serían para comunidades de alta marginación en la Montaña de Guerrero. Estas serían los primeros procesos y después vendrían subastas mensuales.

Últimas noticias