Evasión fiscal suma al año $1.57 billones

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Jueves 18 de abril de 2019. De un monto total de evasión fiscal, estimado en al menos un billón 570 mil millones de pesos anuales, se identificó que algunos contribuyentes patronales abusan del esquema de pagos exentos al hacer las retenciones de sueldos y salarios; por otro lado, algunos profesionales no entregan el total de facturas por sus servicios y elevan la cantidad de los gastos necesarios para su actividad, lo que se traduce en un monto mayor para sus deducciones, de acuerdo con estudios realizados por instituciones académicas.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y de acuerdo con el documento Taxing Wages 2018 el trabajador promedio en México pagó en 2017 alrededor de 11.2 por ciento de su salario bruto en impuesto sobre la renta (ISR) y aportaciones a la seguridad social, mientras el promedio de los 35 países integrantes pagó un poco más de 25 por ciento. Bélgica tuvo la tasa más alta, con 40.5 por ciento; Dinamarca y Alemania superaron 35 por ciento.

De acuerdo con el estudio Evasión en sueldos y salarios realizado por el Departamento de Estadística Matemática y Cómputo de la Universidad Autónoma Chapingo, la evasión fiscal en que incurren algunos contribuyentes que hacen retenciones de sueldos y salarios y al mismo tiempo abusan del esquema de pagos exentos fue de 21 mil 500 millones de pesos al cierre de 2017, cifra equivalente a 3.4 por ciento del ISR recaudado, que alcanzó 672 mil 62 millones de pesos.

El análisis encargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) encontró que existe la posibilidad de que una fracción de los pagos exentos no permitidos, que ascendieron en 2016 a 112 mil 812 millones de pesos, hayan sido utilizados para disminuir las obligaciones fiscales de los contribuyentes patrones.

Por otro lado, en el estudio Evasión en actividades profesionales efectuado por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey se identificó que muchos médicos no entregan facturas por sus servicios y elevan la cantidad de los gastos necesarios para su actividad, lo que se traduce en un monto mayor para sus deducciones.

El monto evadido con estas prácticas se estimó en 3 mil 400 millones de pesos, lo que equivale a 29.6 por ciento respecto a la recaudación potencial del ISR del padrón de médicos seleccionados, detallaron las instituciones educativas.

Cuando se cruzó información de distintas fuentes se encontró que 21 mil 420 médicos no presentaron la declaración anual de ingresos en 2016 aun cuando estaban obligados a hacerlo.

De los galenos que presentaron la declaración anual en 2016, 3 mil 292 lo hicieron sin información. También se encontró que algunos sí presentaron la declaración en 2017, pero no en 2016, y aunque la omisión de la declaración no necesariamente implica evasión fiscal, sí es un punto de atención para las autoridades por las posibles implicaciones con el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

En cuanto a los médicos que sí presentaron la declaración de ingresos en 2016 destaca que un elevado número reportaron un ingreso anual inusualmente bajo, ya sea que se trate de salarios o bien de ingreso por actividades profesionales.

Por ejemplo, 8 mil 358 médicos reportaron un sueldo anual promedio de 6 mil 922 pesos e ingresos anuales por honorarios de 38 mil 16 pesos.

Por otro lado, los médicos que tuvieron actividades profesionales o empresariales reportaron niveles muy altos de deducciones autorizadas y en muchos casos los márgenes de utilidad resultaron muy pequeños o incluso negativos.

Por ejemplo, 30 por ciento de los médicos con actividades profesionales reportaron deducciones superiores a 89.9 por ciento, es decir, que sus márgenes de utilidad serían menores a 10.1 por ciento. De la misma manera, en el caso de los médicos con actividad empresarial 50 por ciento reportó márgenes de utilidad inferiores a 6.8 por ciento.

Este hecho muestra que es muy probable que los profesionales incurran en evasión fiscal por medio de la exageración de los gastos, la subestimación de los ingresos o una combinación de ambos.

Últimas noticias