Cancelación de NAIM, con impacto legal y riesgos: CCE

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), organismo cúpula del sector privado, rechazó la decisión de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, porque envía un mensaje “grave de incertidumbre” los mercados mundiales, daña la confianza del sector empresarial, y se tendrán que utilizar recursos fiscales para liquidar los contractos actuales.

Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, reiteró que la consulta popular del fin de semana estuvo fuera del marco legal actual, mientras que el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, insistió en que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha mentido, traicionado y robado en este proceso de cancelación.

En una conferencia de prensa, Castañón advirtió que la cancelación del NAIM en Texcoco “tendrá implicaciones jurídicas con acreedores y contratistas” y creará una mala reputación como país para futuros proyectos que requerirán de inversiones nacionales e internacionales.

Dijo que no se trata de un rompimiento del sector privado con el futuro gobierno federal, pero aseguró que la decisión de dar marcha atrás a un proyecto transexenal no da un mensaje de certidumbre a las inversiones.

“No solo son los contratos directos, es la política pública de que México, como Estado, esta mandando un mensaje al mundo de que los proyectos de largo plazo pueden interrumpirse a la mitad del camino”, dijo Castañón en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por al menos una veintena de dirigentes de asociaciones privadas, como la de Bancos en México (ABM), la Cámara de Comercio de Estados Unidos (Amcham), la de Fondos de Ahorro para el Retiro (Amafore), el Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

El presidente del CCE añadió que la suspensión del proyecto tendrá un costo para el erario público de unos 120 mil milllnes de pesos, de los cuales, 40 mil millones corresponderán a la terminación de contratos con empresas privadas. Según la industria de la construcción, en la obra operan al menos 300 empresas contratistas.

“El costo está en la confianza y la certidumbre”, insistió Castañón en la conferencia de prensa, y señaló que la liquidación de las empresas contratistas requerirá de “fondos fiscales”.

A su vez, el presidente de la Coparmex dijo que México perderá la oportunidad de tener un aeropuerto de clase mundial, pierde el turismo, las comunicaciones y el comercio exterior. Manifestó la preocupación de los empresarios porque la decisión de cancelar el aeropiuerto en Texcoco, como lo anunció esta mañana López Obrador, es contraria a los tres postulados que el presidente electo ha ofrecido cumplir: no mentir, no traicionar y no robar.

De Hoyos Walther afirmó que López Obrador mintió a los empresarios cuando dijo que la obra en Texcoco podría ser concluida si hubieran recursos privados, dijo que el presidente electo traicionó a la democracia porque realizó una consulta popular “amañada” y lo acusó de robar, porque el dinero invertido en Texcoco será un daño patrimonial al país.


Las afore

Carlos Noriega, presidente de la Asociación Mexicana de Ahorradores de Fondos de los Trabajadores para el Retiro (Amafore), aseguró que los trabajadores no deberían estar preocupados por los recursos que han sido invertidos en el proyecto del aeropuerto en Texcoco.

Los contratos de “bonos y fideicomisos de inversión en bienes raíces fueron suscritos con garantías con rendimiento por arriba de la inflación”, por lo que los trabajadores que están inscritos en las Afore con inversiones en el aeropuerto cancelado “no tendrán que estar preocupados”.

Ganan en EU

Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, señaló que la consulta que derivó en la cancelación del proyecto del NAIM “careció de representatividad, rigor metodológico e imparcialidad”.

“Se pierde la posibilidad de un hub” en América, dijo el directivo.

En este sentido, Castañón aseveró que la cancelación es una buena noticia para los aeropuertos de Miami y Dallas, en Estados Unidos, y en Panamá, pues esas ciudades “serán los hub de la región. La operación de tres aeropuertos en la ciudad de México será poco atractiva y costosa para las aerolíneas”.

 

Últimas noticias