Hepatitis cuesta 24.9 mdp a GNP

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Al primer cuatrimestre de 2018, GNP Seguros recibió 200 reportes de clientes que tuvieron que ser atendidos por padecer hepatitis, lo que generó un monto de atención de 24.9 millones de pesos, lo que representa un costo promedio por caso de 123 mil pesos. Del total de casos reportados 46 por ciento corresponden a hombres y 54 por ciento a mujeres.

La aseguradora detalló que los estados que más número de casos presentaron fueron la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León, Estado de México y Baja California que sumaron 70 por ciento de los reportes.

En México, las cifras de la Secretaría Salud señalan que hay 1.6 millones de personas infectadas de hepatitis, cifra que en América Latina pone al país en el segundo lugar, solo por debajo de Brasil. Por ello, las autoridades sanitarias consideran que la hepatitis es un padecimiento que representa un grave problema de salud pública.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el 28 de julio como el Día Mundial contra la Hepatitis, y promueve que el diagnóstico y el tratamiento a tiempo de las hepatitis B y C pueden salvar vidas.

GNP Seguros señaló que la conmemoración del Día Mundial contra la Hepatitis representa para la OMS una manera de llamar la atención de la comunidad internacional para reflexionar sobre esta enfermedad, que de acuerdo con sus propias cifras la padecen 390 millones de personas, de las cuales 240 millones están infectadas con virus de la hepatitis B y 150 millones con el de la hepatitis C.

La aseguradora señaló que durante 2016 y 2017 recibió 432 y 387 casos respectivamente, lo que le significó pagar pólizas que ascendieron a 186 millones de pesos por padecimientos relacionados con la hepatitis.

De acuerdo con la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, la hepatitis es una enfermedad que se presenta debido a una bacteria o virus y se refleja con la inflamación del hígado, lo que provoca que no funcione correctamente. La hepatitis puede ser causada por infecciones por virus, se conocen cinco tipos de virus A, B, C, D y E.

La hepatitis A se transmite por comer o beber alimentos o agua contaminados con heces fecales que están infectadas con este virus. No causa alteraciones de la función hepática y rara vez es mortal, aunque puede causar síntomas debilitantes y hepatitis fulminante que se asocia a una alta mortalidad.

La hepatitis B se transmite por contacto sexual. En la fase aguda puede causar fiebre, exantema, dolor abdominal, vómito y fatiga. En la fase crónica, puede ser causa de alteraciones de la función hepática, cirrosis y cáncer de hígado. La infección por el virus de la hepatitis B es prevenible por vacunación.

La hepatitis C se transmite de forma parenteral, es decir, no se ingiere, sino que entra al cuerpo vía intravenosa, subcutánea o intramuscular. El tipo D es un virus incompleto que no infecta por sí mismo, solo cuando ya existe una infección por hepatitis B activa. Y la hepatitis tipo E se transmite a través del consumo de agua contaminada, y en raros casos por contacto con animales.

 

Últimas noticias