Trump traerá nueva era en economía mundial, dicen en Davos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Davos. La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos marca el inicio de una nueva era en la economía mundial que podría suponer el fin de la globalización tal como la conocemos, señala un estudio publicado hoy en el marco del Foro Económico Mundial (FEM) que se celebra en Davos, Suiza.

"Con ello quedaría libre el camino a una transición a un orden mundial multipolar", pronostica Michael O'Sullivan, coautor del informe titulado Superando la globalización, elaborado por el think tank del gran banco suizo Crédit Suisse.

Ese mundo multipolar seguiría estando dominado por los centros de poder económicos establecidos, como Estados Unidos, Asia -con China en lugar central- y Europa.

Otros "polos", como los países emergentes India, Brasil y Sudáfrica ganarían influencia.

En ese nuevo orden también tendrían menos peso instituciones internacionales como el Banco Mundial o la Organización Mundial del Comercio (OMC), añade el estudio.

Y el imperio de la ley y la democracia ya no serían valores universales absolutos, sino que se verán remplazdos por versiones regionales, señalan los autores, que prevén un ascenso de las democracias con tendencias autocráticas.

Un mundo multipolar significará también un crecimiento económico menor comparado al de los tiempos de la globalización.

No sólo la elección de Trump como presidente sería uno de los ejes del cambio, sino también el voto a favor del Brexit, que llegó asimismo por sorpresa y tuvo una gran influencia.

"Esos dos sucesos no sólo muestran que la gente quiere cambios, sino también que la rueda en la sala de máquinas de la economía mundial gira de forma diferente", añadió O'Sullivan.

Sobre todo la Unión Europea tendrá más dificultades en vista del creciente proteccionismo y la transición a un mundo multipolar. Entre otras cosas, porque a Bruselas le resulta difícil presentar una política económica y financiera unitaria.

"Para poder competir, la UE debe desarrollar un marco mejor para su política económica y su economía", propone el coautor.

A ese respecto, Estados Unidos y China van muy por delante.

El banco señala que Estados Unidos, Rusia, India y los países europeos han introducido muchas medidas proteccionistas y que la UE y Estados Unidos han estado persiguiendo a las grandes compañías de los otros países imponiendo grandes multas.

"En algunos lugares la globalización está empezando a 'devorarse a sí misma', pues países y compañías compiten por lo que ahora perciben como un pedazo 'fijo" del pastel de la globalización", concluye la investigación.

Últimas noticias