Caso 'FIFAgate': dimite fiscal general suizo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ginebra. El fiscal general suizo, Michael Lauber, cuestionado por su gestión del escándalo de corrupción conocido como FIFAgate, presentó este viernes su dimisión, anunciada en un comunicado, en el que rechaza no obstante las acusaciones de haber mentido.

Lauber, sospechoso de connivencia con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, luego de una serie de reuniones informales con este último, afirmó haber presentado su dimisión "en interés de las instituciones".

El elegante fiscal de 54 años, que se desenvuelve con soltura ante las cámaras, supervisaba los procedimientos relativos a los escándalos de corrupción que sacuden a la FIFA desde hace años.

Cuando la federación internacional de futbol estaba presidida por Sepp Blatter, en 2015, la policía de Zúrich irrumpió en el hotel Baur au Lac procediendo a la detención de varios responsables de la instancia rectora del futbol mundial.

Pero el alto magistrado fue apartado en junio de 2019 de la investigación sobre el escándalo de corrupción en la FIFA, debido a sus contactos no declarados, pero revelados por los medios, con el sucesor de Blatter, Gianni Infantino.

Aunque fue relegido en su puesto por los parlamentarios suizos en septiembre de 2019, Lauber tuvo que hacer frente los últimos meses a un incremento de las críticas en su contra.

Además, fue sancionado en marzo con una reducción de salario de 8 por ciento al año por la Autoridad de Vigilancia de la Fiscalía Suiza (AS-MPC) por haber mentido y "obstaculizado" la investigación disciplinaria sobre su persona.

Su dimisión sucede a la decisión del Tribunal Federal Administrativo (TAF), al que acudió el propio Lauber para denunciar las sanciones que le fueron impuestas.

En un comunicado, el TAF indicó este viernes que confirmaba "en lo esencial las faltas al deber del fiscal general, en particular en lo relativo al tercer encuentro con el presidente de la FIFA, considerado (...) como una violación grave de los deberes del cargo".

'Aberración'

Al indicar que ninguno de los participantes de la reunión del 16 de junio de 2017 tiene recuerdos de aquel momento, el TAF señala que "una caso así de amnesia colectiva revela una aberración".

El TAF también incluye entre sus conclusiones que el fiscal general "atentó contra la reputación" de la fiscalía general.

Sin embargo, atenuó la reducción de su salario de 8 a 5 por ciento.

"Respeto la decisión del Tribunal Federal Administrativo. Sin embargo, mantengo mi rechazo firme a la acusación de haber mentido", declaró Lauber en el comunicado de su dimisión.

La AS-MPC decidió en 2019 la apertura de una investigación luego de las revelaciones por los medios suizos de una reunión no declarada en 2017 entre Infantino y Lauber. Este último afirmó no tener ningún recuerdo de la misma. Dos primeros encuentros entre ambos en 2016 fueron sacados a la luz por Football Leaks en 2018.

La FIFA nunca desmintió los encuentros entre los dos hombres, explicando que la finalidad de los mismos era mostrar que el organismo estaba "dispuesto a colaborar con la justicia suiza".

Pero la falta de claridad jurídica en la que tuvieron lugar esas citas levanta sospechas sobre una eventual connivencia entre la FIFA y la justicia.

Sin embargo, la dimisión de Michael Lauber dista de poner final a este 'culebrón' judicial.

En total, más de una veintena de procedimientos relacionados con la FIFA abiertos en los últimos cinco años aún no han encontrado un epílogo.

Últimas noticias