Balance de la jornada / El minitorneo, un coctel de Covid-19

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Un fuerte brote de Covid-19 en Cruz Azul es el preámbulo del minitorneo que organizaron Televisa y Tv Azteca, deseosas de allegarse recursos incluso antes del Apertura 2020. Ocho elementos del equipo varonil cementero dieron positivo al coronavirus y hay siete más sospechosos, se informó el sábado. Por responsabilidad y prudencia La Máquina no debería participar.

El torneíto –que comienza el viernes próximo– se anunció con dos sedes, una es el estadio Olímpico de CU, donde jugarán América, Cruz Azul, Pumas y Toluca. La casa de Chivas albergaría los partidos entre el Rebaño, Tigres, Atlas y Mazatlán. El coctel de virus quedaría listo toda vez que los casos de Covid-19 van en aumento en Guadalajara.

La Máquina informó también de 14 contagios en el cuadro femenil. En definitiva, sería más sensato esperar y ocuparse en afinar detalles de los protocolos sanitarios que imperarán en el Apertura. Pumas y Toluca también han reportado casos de jugadores que dieron positivo, pero por esa arraigada costumbre de ocultar todo, no se dan a conocer los nombres.

Algunas voces en las plantillas de América, Chivas y Toluca externaron su desacuerdo con este certamen. Alfredo Talavera, portero de los Diablos Rojos, lo consideró contradictorio; dijo a ESPN que las condiciones siempre deben ser las mejores para que el futbolista se aboque a lo suyo y esté concentrado, pensando solamente en jugar.

La creación de la llamada Liga de Expansión, anunciada el viernes, fue una maniobra importante, aunque insuficiente, entre la serie de paliativos que urdieron los dueños de equipos de la Primera División para salir al paso de la doble embestida: la pandemia del Covid-19 –con su estela de devastación económica–, y la fiscal que los puso a temblar en serio y casi les derriba el castillo de naipes.

Primero fue la advertencia de Hacienda. Apareció como un molesto zumbido de moscas al que no hicieron caso, nada perturbó sus alegres salidas a comprar jugadores extranjeros para venir a registrarlos con precio doble o tripe, desde luego, en dólares. No conformes, se dieron otra zambullida con las factureras. La noche de festín en el futbol fue muy larga.

Haber desdeñado las alertas costó muy caro. Ahí está la triste figura de Billy Álvarez, bajo la lupa de autoridades estadunidenses y con un gran signo de interrogación sobre el Cruz Azul, porque las acusaciones de su hermano Alfredo fueron directo sobre los tejes y manejes del equipo. También salió a la luz la adicción del Atlas a las facturas falsas. No son los únicos, sólo la punta del iceberg.

Causa risa recordar cómo los dueños se rasgaron las vestiduras, escandalizados por los modos de Fidel Kuri, ¡pero si son de la misma confección! No extraña que Arturo Elías Ayub, ex integrante del Patronato de Pumas y ex directivo del León, tenga un gesto de repugnancia hacia Alejandro Irarragorri y haya dicho que jamás se hubiera metido a una junta con el de Santos.

Enrique Bonilla mencionó los lineamientos más generales de eso que nació como una ocurrencia, mera reacción ante la avalancha de críticas por la desaparición del Ascenso Mx, y que primero denominaron liga de desarrollo, pero que en un ataque de remordimiento se preguntaron, ¿cuál desarrollo?, entonces la renombraron de Expansión. Otra puntada.

Hilando sobre las rodillas van. Mientras Yon de Luisa dijo que serían 18 equipos, Bonilla confirmó 17, algunos de curioso nombre 15, 16 y 17, tampoco se sabe cuántos jugadores extranjeros habría, cuántos mayores de 23 años, cuáles son los proyectos específicos para los juveniles… A Tecos no le dieron cabida por no hablar a tiempo, pero en cuestión de horas Zacatepec pasó a Morelia.

De lo que sí se acordó Bonilla fue de prohibir contratos en dólares y nada de andar pagando impuestos de los jugadores… En la Liga Mx sigue el peregrinaje de algunos futbolistas, los que ganaban mucho no caben en ningún lado, ya varios aceptaron rebajar sus percepciones. Pumas, al que ya todos pobretean, espera que Talavera acepte su minioferta, porque le urge un portero solvente, en tanto, el Patronato auriazul no da señales de vida.

 

Últimas noticias