Amenazan a piloto de Nascar que promovió el retiro de símbolos racistas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Una soga con un nudo. Símbolo escueto, pero estridente que remite a los linchamientos contra la población negra en Estados Unidos. Un signo menos espectacular que una cruz en llamas, también menos normalizado que una bandera confederada, pero tan claro en su mensaje de odio: la horca en la que murieron esclavos y familias afrodescendientes.

Este enunciado repleto de alusiones de odio racial apareció el domingo, insultante y vergonzoso, durante el circuito de Talladega, en el área mecánica de Darrell Bubba Wallace, el único piloto afroestadunidense en la Nascar y que logró que la serie prohibiera el despliegue de la bandera confederada a inicios de mes. Esa insignia roja tachada en azul y con estrellas que es tan común en la subcultura de las carreras de autos, pero que es un símbolo apropiado por los grupos supremacistas blancos y por movimientos como el Ku Klux Klan. Para algunos su significado es polémico, pues lo asocian a la guerra civil y a los partidarios del sur que se oponían a la abolición de la esclavitud.

La Nascar anunció el suceso el domingo por la noche y dijo haber lanzado una investigación de inmediato. Añadió que haría todo lo posible por encontrar a los responsables y eliminarlos del deporte.

Estamos enfadados e indignados, y no podemos decir con suficiente firmeza lo en serio que nos tomamos este acto infame, indicó el serial en un comunicado. Como hemos indicado sin ambigüedad, no hay espacio para el racismo en la Nascar, y este hecho sólo refuerza nuestra resolución para hacer este deporte abierto y hospitalario para todos.

Wallace es el único piloto afroestadunidense de tiempo completo en la Cup Series, la máxima división de la Nascar y un opositor a que se mantuviera la bandera confederada en las carreras del circuito.

El despreciable acto de racismo y odio me deja increíblemente entristecido y sirve como doloroso recordatorio de lo mucho que nos queda como sociedad y lo persistentes que debemos ser en la lucha contra el racismo, escribió el piloto en Twitter.

“Como me dijo mi madre hoy: ‘sólo intentan asustarte’. Esto no acabará conmigo, no cederé ni me rendiré. Seguiré defendiendo con orgullo aquello en lo que creo”, agregó Wallace.

La soga se encontró el mismo día que la nueva prohibición a la bandera afrontaba su mayor desafío. La norma entró en vigencia antes de la carrera de la semana pasada cerca de Miami, pero ese día sólo había unos mil militares en las gradas.

En Talladega, en el corazón del sur de Estados Unidos, se permitió la entrada a hasta 5 mil aficionados, aunque la lluvia aplazó la competencia hasta el lunes. En un primer momento no había reportes sobre si se habían confiscado o retirado banderas en el circuito, pero la insignia estaba presente no muy lejos.

El sábado y el domingo hubo protestas informales en las que autos y camionetas pasaron por carreteras cercanas ondeando la bandera y frente al circuito. Una avioneta sobrevoló la zona con una insignia confederada y las palabras Retiren el financiamiento a la Nascar.

Rápidamente el vicepresidente ejecutivo de la fórmula, Steve O’Donnell, publicó en Twitter una imagen de una mano blanca estrechada con una negra.

No verán la foto de un idiota haciendo volar una bandera sobre la pista, dijo.

Wallace, de 26 años y nacido en Alabama, conduce el número 43 para el equipo Richard Petty Motorsports; dijo haber encontrado apoyo entre sus compañeros por su postura contra la bandera.

La Nascar lleva varios años tratando de distanciarse de ese símbolo, arraigado en la serie desde su fundación hace más de 70 años. Brian France, ex presidente de la competencia, trató de vetar su uso en los autódromos en 2015, una propuesta que no se concretó.

El fiscal federal Jay Town informó que su despacho, la FBI y la división de derechos civiles del Departamento de Justicia investigan la situación.

La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, dijo sentirse “en shock” por el vil acto contra Wallace.

No hay espacio para esta muestra repugnante de odio en nuestro estado, dijo Ivey.

Richard Petty, siete veces campeón de la Nascar, viajó a Talladega para apoyar a su piloto. Petty, quien cumplirá 83 años el mes entrante, no ha presenciado una carrera durante la pandemia y afirmó en un comunicado que he quedado enfurecido por el acto de alguien que ha puesto un nudo de horca en el garaje de mi equipo.

El astro de la NBA LeBron James tuiteó su apoyo a Wallace, tildando de enfermizo el nudo de horca.

¡Qué sepas que no estás solo! Estoy contigo, así como todos lo demás deportistas, escribió James.

Con información de Ap

 

Tags

Nascar

Últimas noticias