Pasan décadas y el futbol mexicano sigue siendo un enanito: Tota Carbajal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Antonio Tota Carbajal lamenta que haya concluido un año más y el futbol mexicano siga “estancado. Hace mucho tiempo, un reportero nos apodó ‘los enanitos mexicanos’ y no estaba equivocado… pues los enanos no crecen. Han pasado décadas, hemos asistido a muchos mundiales y seguimos en las mismas, con un juego más o menos regular y resultados mediocres”.

El Cinco Copas, quien se ganó ese mote tras convertirse en el primer jugador en la historia del futbol en haber participado en cinco mundiales (1950, 54, 58, 62 y 66), apuntó que en lo único que ha crecido el balompié tricolor en los años recientes “es en el número de espectadores, pues cada vez se construyen estadios más grandes, con un cupo extraordinario.

“Cuando yo era jugador, la capacidad máxima en algunas tribunas era de 9 mil personas, y ahora asisten más de 50 mil en partidos importantes. Conforme pasa el tiempo hay más afición y, por tanto, más dinero y recursos para los clubes, pero el espectáculo es el mismo, el futbol sigue igual, sí ha mejorado un poco, pero no al nivel que se requiere, vemos partidos de muy poca calidad y escasa exigencia, desgraciadamente continua-mos de segundones para abajo”.

¡No cambia nada!”

“Cada año que termina siempre se dice: ‘hay que mejorar el futbol’, pero ¡no cambia nada!, y eso ha sido por muchísimo tiempo. Hay buenos jugadores sí, pero ¿cuántos han destacado a escala mundial como Rafael Márquez o Hugo Sánchez? Sí hay varios muchachos mexicanos en Europa, pero están en equipitos de medio pelo, y así ¿cómo se va a superar el futbol mexicano?”.

El otrora guardameta tricolor, consideró que para poder tener un verdadero cambio en el balompié nacional es necesario reducir aún más el número de jugadores foráneos permitidos en cada equipo.

Aunque la Federación Mexicana de Futbol (FMF) anunció hace unas semanas que la cifra de elementos no mexicanos autorizados en cada club disminuiría paulatinamente de 12 a nueve, a partir de la temporada 2020-2021 y hasta la 2022-2023, el ex arquero opinó que dicha medida resulta insuficiente.

“Para que (el futbol mexicano) realmente progrese, se necesita tener menos jugadores extranjeros. Tienen que ser máximo tres y de muy buena calidad, si es así, bienvenidos sean, tienen las puertas abiertas, pero tienen que ser de primer nivel, que vengan a aportar, ¡más no a robar!

“Que quede claro que no estoy en contra de los foráneos, yo me siento orgulloso de haber sido compañero de grandes jugadores extranjeros como Marcos Aurelio, pero insisto, los que vengan deben ser futbolistas de altura, que sean en verdad ejemplo, que sean una escuela. Con ese tipo de elementos, los mexicanos podrían aprender mucho y mejorarían enormemente su desempeño. Los directivos deben entender que necesitamos calidad, no cantidad”, sostuvo en entrevista con La Jornada.

Resaltó que para incrementar el nivel de los jugadores mexicanos y que cada vez migren más a clubes de Europa se necesita “impulsar mucho más” a los talentos jóvenes.

“Las fuerzas básicas tan cacareadas… ha habido selecciones nacionales menores muy buenas, la Sub-15, la 17, han hecho muy buen papel a escala mundial, pero ¿a cuántos de esos chamacos se les da la oportunidad? Debería ser obligatorio, repito, o-bli-ga-to-rio, que en cada temporada debutaran tres, pero que jugaran completo, ¡no nada más seis o siete minutos y ya!, meterlos desde el inicio, y verás cómo eso sí daría resultado”, mencionó.

En ese sentido, el ex portero de 90 años explicó que los jugadores jóvenes “se sienten menospreciados si no los toman en cuenta. Si no se aprovecha su talento, su entusiasmo va disminuyendo a medida que pasa el tiempo y no se fijan en ellos. Todo esto debe cambiar, son los deseos que cada año se tienen y nunca se cumplen, pero ojalá que en este 2020 sí se haga algo al respecto”.

La Tota, quien fue considerado el mejor portero del siglo XX de la Concacaf, destacó que el extinto club Veracruz es el reflejo más fiel de “lo mal que se encuentra” el futbol mexicano actual.

Aunque deploró la situación de los jugadores del cuadro jarocho, que la gran mayoría se encuentran desempleados, aplaudió que el club haya sido desafiliado recientemente, pues consideró que “desde hace mucho tiempo debió haber salido” de la primera división.

“No sé cómo le permitieron tanto al dueño (Fidel Kuri Grajales), la verdad ya era justo y necesario que saliera del máximo circuito, era vergonzoso hablar del Veracruz, era un equipo que daba pena ajena; desconozco porqué la federación los tuvo tanto tiempo ahí, tenía que tomar cartas en el asunto desde hace muchos años y en lugar de eso fueron sus tapaderas, por eso nuestro futbol está al nivel del que estamos hablando. Con el respeto que me merecen, debe haber directivos capaces, tanto en los clubes como en la federación, que sepan qué es lo que se tiene que hacer y no que estén solapando este tipo de situaciones, como los adeudos”, señaló.

Positiva, llegada de Martino

El ex arquero del club León también opinó sobre la gestión del actual técnico de la selección nacional, el argentino Gerardo Martino, a quien calificó de “muy preparado y con mucha experiencia”.

Indicó que desde la llegada del Tata al banquillo tricolor “se han visto cosas positivas. Los números hablan, lo ha hecho bien y creo que va por muy buen camino”.

No obstante, precisó que “va a costar mucho trabajo estar al nivel de selecciones como Brasil, Argentina, o alguna europea, no podemos ir de la A a la Z en un día, tenemos que ir poco a poco pero con pasos firmes”.

Carbajal subrayó que uno de los aspectos que más le ha gustado del técnico tricolor es que “puso mano dura” en el combinado nacional, luego de que dejó de convocar a ciertos jugadores que cometieron actos de indisciplina durante algunas concentraciones.

“Al jugador mexicano le falta mucha preparación, el futbol lo manejamos bien, pero nos hace falta ser más profesionales, no al cien, sino ¡al mil por ciento! En el caso de los indisciplinados, me complació ver que Martino les haya puesto un alto, espero que esa acción (de no convocarlos) sirva de ejemplo para los demás: ya saben que con este señor no se juega. Los jugadores deben entender que ésta es su profesión y que la deben de cuidar”, expresó.

Finalmente, el histórico guardameta confió en que el técnico nacional pueda contribuir al crecimiento del futbol mexicano. “Realmente espero que los federativos lo dejen trabajar, que no se interpongan en sus decisiones en el tema de la disciplina y le consigan buenos partidos de preparación, no con rivales que, con todo respeto, son de menor nivel que nosotros. Se dice que cada país tiene el futbol que merece, pero confío en que esto pueda cambiar muy pronto”, concluyó.

Últimas noticias