América remonta y elimina a Tigres en el 'Volcán'

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Lunes 2 de diciembre de 2019. América se lo propuso y lo consiguió. Remontó el partido tras el marcador de ida de 2-1 para definir la serie con un 4-2 (global 5-4) en el Volcán, en Monterrey, y así avanzar a las semifinales del Apertura 2019. Y con esto, decretar unas semifinales donde quedaron fuera los primeros cuatro del torneo. Las Águilas ahora enfrentarán a Morelia, y Necaxa se verá las caras con Rayados.

América no llegó a Monterrey a especular. Sabía que la desventaja de 2-1 en el partido de ida no era imposible de remontar, así que salió con todas las baterías apuntando al arco rival. De manera incomprensible, el conjunto del Tuca Ferretti parecía encerrado para proteger la magra distancia en su favor. Tigres, la nómina más cara de la Liga MX, con potencial ofensivo envidiable, jugó a esperar en la primera parte.

En dos minutos de juego, Tigres lanzó una declaración al América, con Enner Valencia como mensajero, quien logró dejar atrás a la defensiva del conjunto de Coapa para meterse al área y disparar una pelota que se fue apenas desviada.

La lógica, sin embargo, cambió drásticamente en unos minutos. Tigres acorralado, completamente romo y sin ambición. América volcado al terreno rival, con continuos ataques que exhibían a un Nahuel Guzmán de regreso, pero en una condición muy distinta a la acostumbrada.

De pronto, en el cobro de una falta, el trazo enviado por Richard Sánchez al área encontró la respuesta afortunada de Federico Viñas, quien con un tremendo testarazo consiguió el empate global al minuto 21.

 Bufidos y emoción

La reacción en la zona técnica fue de contrastes. Tuca Ferretti bufa-ba de rabia; el Piojo Herrera enloqueció con la anotación.

A partir de entonces, América tuvo contra las cuerdas a los del norte. Pero fue en otra jugada a balón parado que llegó la segunda anotación y la remontada americanista. Un corner que Paul Aguilar recentró con la cabeza para que Guido Rodríguez rematara ante el arco y consiguiera el 2-0 al minuto 31.

Hubo un atisbo de reacción, con un disparo de Guido Pizarro ante el arco, pero para fortuna de Memo Ochoa la pelota dio justo en sus manos como si la esperara con antelación y sin tener que hacer ningu-na estirada.

Cuando estaba por terminar el primer tiempo, Henry Martín hizo una jugada individual asombrosa, en la que gambeteó al defensa universitario para dejarle la pelota a Giovani dos Santos, quien sólo tuvo que empujar el 3-0 al minuto 45.

Al volver del descanso, Tigres era otro. Como si Tuca hubiera esta-llado de furia y aquello les cambia-ra el talante. Al minuto 50, América se salvó gracias a la intervención impecable de un defensa. André Pierre Gignac la tuvo sólo que empujar, iba directo a gol y Ochoa parecía pasmado, pero justo en la línea de gol, Paul Aguilar rechazó el disparo.

Sin embargo, sólo pasaron unos minutos, para que al 57, una gran llegada de Tigres acortara la distancia. Gignac la recibió en el área y sin pensarlo la centró de taquito para que Javier Aquino marcara el gol de los de la UANL y conseguir el 1-3.

No tardó en detonar el talento de Gignac, quien esta vez estuvo en la posición adecuada y sin un defensa inoportuno que arruinara su disparo. Tiró con la derecha para conseguir el 2-3 y empatar de nuevo el marcador global.

 Afición inclemente

Las cosas marchaban bien para Tigres, pero Roger Martínez entró al área rival y Carlos Salcedo no encontró otro recurso que empujar al invasor, por lo que el árbitro no titubeó al decretar el penal al 79. Emanuel Aguilera lo cobró con la precisión que lo caracteriza y de nuevo la ventaja fue para el América con el 4-2.

Con el resultado adverso, la afición de Tigres se volvió inclemente con su equipo, sobre todo con Nahuel y con Salcedo, quienes escucharon sonoros abucheos cada que tocaban la pelota.

El segundo tiempo fue vertiginoso, una lucha interminable, en la que ningún balón se daba por perdido y se esperaba el siguiente gol sin saber en qué portería caería.

El silbatazo final fue un remanso para los nervios. Todo terminó para Tigres, eliminado por América.

 

Últimas noticias