Muere Enriqueta Basilio, primera mujer en encender pebetero olímpico

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La primera mujer de la historia que portó la antorcha para encender un pebetero olímpico, Enriqueta Basilio, murió a los 71 años de edad y el deporte mexicano está de luto.

Inolvidable la imagen de Queta subiendo las escaleras del estadio de Ciudad Universitaria en la inauguración de los Juegos Olímpicos de México 1968 que la inmortalizó representando a una juventud fuerte y ávida de esperanza por el movimiento político que había en el país tras la matanza de estudiantes en Tlatelolco, el 2 de octubre.

La velocista mexicalense siempre pugnó por cambios en el deporte y una vez que concluyó su etapa como deportista se involucró en la política y fue diputada del PRI.

Aquejada por su salud desde hace dos décadas, Queta no dejaba de cumplir sus funciones y a veces acudía en silla de ruedas como hace un año en el aniversario 50 de la justa olímpica donde encendió de nuevo el pebetero. Lo hizo de pie y saludando los cuatro puntos cardinales.

"Lamento profundamente el fallecimiento el día de hoy de nuestra muy querida amiga e ícono del olimpismo Queta Basilio, digna representante del movimiento olímpico internacional. Nuestro respeto y apoyo solidario a su familia y amigos", dijo Carlos Padilla Becerra, presidente del Comité Olímpico Mexicano en su cuenta de Twitter.

En redes sociales funcionarios, medallistas, políticos, lamentaron la muerte de una "gran mujer mexicana y olímpica de corazón" como la definió Jimena Saldaña, vicepresidenta del COM a la también llamada Gacela Cachanilla.

 
 

Últimas noticias