Gresca en el partido entre Atlético San Luis y Querétaro

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

San Luis Potosí, SLP. La violencia opacó la victoria 2-0 del Querétaro sobre el Atlético de San Luis, luego de que las barras de ambos clubes se enfrentaron a golpes y se lanzaron objetos. Las agresiones superaron a las fuerzas de seguridad del estadio Alfonso Lastras, al tiempo que el silbante Óscar Mejía tuvo que detener el partido cuando faltaban cinco minutos para el final, por lo que el recinto está en riesgo de ser vetado de cara al encuentro con América.

La batalla explotó cerca del final, cuando los aficionados se lanzaron palos, tubos y un tambo de basura. Algunos seguidores resultaron heridos y tuvieron que ser sacados en camillas, aunque hasta el cierre de esta edición no se había dado a conocer la cifra oficial de lesionados.

La barra del Querétaro se replegó en las gradas, aunque no perdía oportunidad para golpear a algún aficionado rival que se acercaba. El campo fue invadido por hinchas de ambos clubes que buscaban resguardarse de las agresiones, mientras los niños lloraban asustados, abrazados a sus padres.

Jugadores de Gallos hicieron llamados para que se calmara la situación, pero también fueron atacados, por lo que ambos planteles se marcharon a los vestidores.

Desde el medio tiempo ya se habían presentado conatos de bronca en la zona donde se encontraba la afición queretana, al punto de que los aficionados de San Luis que se encontraban cerca tuvieron que ser reubicados en otra área del estadio.

Debido a la gran rivalidad entre los aficionados del llamado clásico de la 57, que se jugaba por primera vez desde hace seis años, las directivas de ambos clubes y la Secretaría de Seguridad Pública estatal exhortaron a los asistentes a mantener el orden en el encuentro. Sin embargo, los aficionados denunciaron en redes sociales que había pocos uniformados.

De acuerdo con el reglamento de la Liga Mx, el club local deberá contar con la seguridad necesaria para evitar incidentes. Como castigos, señala que los equipos que incumplan serán sancionados con apercibimiento y/o multas de 200 hasta seis mil UMAs, pudiendo llegar incluso al veto de estadio.

La Liga Mx informó que realizará una investigación de este violento episodio. Además solicitó a las autoridades del estado de San Luis Potosí actuar enérgicamente, conforme a la ley, para detener a los culpables de los disturbios y exigió al club potosino presentar todas las denuncias pertinentes para que estos actos no queden impunes.

Víctor Manuel Vucetich, estratega de Querétaro, indicó que se debe tener tolerancia para saber perder y que estas situaciones corresponde resolverlas a las autoridades, luego de apuntar que no había suficiente seguridad y fue el árbitro el que nos pidió que nos metiéramos a los vestidores. Al preguntarle sobre la violencia en Sinaloa, dijo que en Culiacán está peor que aquí.

En el partido, los queretanos no tuvieron problema para llevarse el triunfo luego de que Jair Pereira (25) y Luis Romo (43) marcaron en jugadas a balón parado. Los Gallos llegaron a 24 puntos para ubicarse por detrás del líder Santos y de Necaxa, mientras los potosinos han sufrido bajo el mando de Gustavo Matosas y se quedaron con 17 unidades en el lugar 12.

San Luis y Querétaro también se unieron al pacto de solidaridad con los jugadores de Veracruz, que reclaman meses de adeudos de salarios, y no tocaron el balón en el primer minuto del encuentro.

Los potosinos fueron más ofensivos al inicio y dieron más de un susto a los visitantes. Nicolás Ibáñez se quedó cerca de festejar un tanto al rematar dentro del área, pero el disparo fue detenido por la zaga y poco después Jorge Sánchez lanzó un tiro que fue despejado por el arquero Gil Alcalá con un manotazo.

El Querétaro aumentó la intensidad y cerca de la media hora tomó la ventaja cuando Jair Pereira dio un gran salto para cabecear un tiro de esquina y mecer las redes.

Los Gallos aprovecharon el desconcierto del rival para imponer su juego en la cancha y dar el segundo golpe. En un tiro libre, Luis Romo venció al arquero potosino Carlos Rodríguez con otro remate de testa.

Un desesperado San Luis intentó recortar distancias antes del descanso y lanzó un peligroso disparo que fue atajado por Gil Alcalá. El marcador desató la furia de la afición local, que abucheó al equipo y al técnico Gustavo Matosas.

Sin mucho esfuerzo, los queretanos se mantuvieron con el marcador a favor ante un San Luis que apenas logró generar peligro en un par de ocasiones.

Últimas noticias