“Me dijeron cállate, pero aquí estoy; de peores me he levantado”: Fidel Kuri

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Veracruz. Fidel Kuri contravino la orden que recibió de la Federación Mexicana de Futbol: Me dijeron cállate, y aquí estoy hablando, comentó ayer durante la presentación de Raúl Arias como nuevo vicepresidente del Club Veracruz, equipo que se va a salvar, aseguró. A mí me gusta ganar y salir adelante... De peores me he levantado, subrayó.

Resaltó la experiencia y capacidad de Arias: Lo traemos con mucha confianza, con ganas de hacer las cosas. A su vez, Raúl mencionó que el técnico que sustituirá a Enrique Meza “debe entender la dimensión del problema y que este proyecto se puede sacar adelante, que sea capaz de demostrar su trabajo con resultados… Definitivamente no es un proyecto fácil”.

Kuri Grajales admitió que no está al día en los pagos de sus jugadores, pero resaltó que está por saldarlo dentro de poco. Espero pagarles el fin de semana y así le ahorramos trabajo a Álvaro Ortiz, dirigente de la Comisión del Jugador, ente hasta el que han llegado quejas por adeudos salariales.

Los Tiburones Rojos del puerto jarocho son último lugar en la tabla general y también en la del porcentaje, con 0.1429 de cociente, debajo de Chivas, que tiene 1.0533, mientras Bravos de Ciudad Juárez son antepenúltimos, con 1.0976.

Kuri señaló que está haciendo un esfuerzo importante para mantener la franquicia en Primera División, pues no tiene una empresa fuerte detrás de él y está solo en la lucha para saldar los adeudos que se arrastran desde dueños anteriores.

“Es mi patrimonio familiar, yo no traigo detrás de mí gente poderosa y estoy haciendo un esfuerzo para que la gente de Veracruz tenga futbol de Primera División. Todo lo que tenía que pagarse, se pagó. Que hay adeudos con jugadores, sí los hay. Estoy negociando con los que se fueron.

“A mí me gustaría pagarles ahorita, pero no tengo; o arreglo lo interior o soluciono lo exterior… Hice un sacrificio porque el equipo se quedara a pesar de mis errores, pero dije, la afición de Veracruz sí merece un equipo de primera, yo lo traje y si lo traje por lo menos lo dejo en Primera División.

Si no quieren a su equipo ni a su directiva, adelante. A ver quién es el hombre que se va a venir a rifar a un equipo para tenerlo en Veracruz y que no sea veracruzano, que no sienta los colores.

Pese a todos los reveses, se mostró optimista: Sé que vamos a dar los resultados debidos. Vamos a salvar al equipo, porque yo quiero decirles una cosa y que quede claro: no soy un perdedor, pero necesitamos hacer equipo todos.

El empresario aprovechó para quejarse de los árbitros. Tengo el análisis del partido, voy a la Federación y me dicen: señor disculpe. Pero quién me va a devolver los puntos, mi equipo tendría siete puntos en ocho partidos, pero nadie responde.

En cambio, acusó que “a los equipos grandes les revisan el VAR sin problemas y cuando nos lo revisan a nosotros lo hacen dos veces… Callándome la boca, vendiendo al equipo, teniéndome fuera yo creo que se resolvería (la problemática)… A mí me dijeron cállate, y aquí estoy declarando. A ver si no me multan”.

 

Últimas noticias