Con polémica, Hamilton se lleva el GP de Canadá en la F1

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Montreal. El piloto británico Lewis Hamilton se quedó con el triunfo en el Gran Premio de Canadá a pesar de ver la bandera a cuadros en el segundo puesto, debido a una sanción de cinco segundos para el alemán Sebastian Vettel, quien cruzó primero la línea de meta.

La víspera, Vettel arrebató la “pole position” a Hamilton y desde el primer puesto arrancó este domingo en la séptima cita de la Temporada 2019 de la Fórmula Uno, para dominar la mayor parte de la competencia que se desarrolló en el circuito Gilles Villeneuve

El teutón de Ferrari aguantó la posición de privilegio, tras el semáforo en verde en una carrera pactada a 70 vueltas, que por el calor obligó a entradas pits antes de lo previsto, ante un Hamilton que casi siempre se vio en medio de los dos “Cavallino Rampante” con el monegasco Charles Leclerc atrás.

Así, con estos tres pilotos al frente de la carrera, se desarrolló un GP de Canadá emocionante, el más peleado en lo que va de la campaña, luego que había caído en monotonía con la dictadura de Mercedes con Hamilton y Bottas, éste hoy muy alejado del podio.

Sebastian Vettel mostró el manejo que se le extrañaba: autoritario, dominador y siempre manteniendo la presión y exigencia sobre Hamilton, quien ocupó el primer lugar en el giro 27, cuando el alemán ingresó a pits para poner llantas duras.

El buen ritmo de Ferrari era tal que Vettel volvió a la pista en tercero. atrás de Hamilton y Leclerc, hasta que, dos giros después, el británico se fue a boxes para que el equipo italiano recuperara, con el monegasco, el primer puesto y ponerse 1-2 con un germano que apenas y se colocó por delante del de Mercedes, al concretar la vuelta más rápida hasta ese momento.

En el giro 33, Leclerc entró a pits y Vettel retomó el primer puesto, mismo que no soltaría hasta el final de la carrera, pero que no festejaría por lo ocurrido en la vuelta 48.

En dicho giro, el de Ferrari perdió el control en las curvas tres y cuatro, posiblemente por un problema de frenos, para verse obligado a cortar por la hierba la chicana, y luego regresar a la pista, donde casi choca con Hamilton. Esa acción fue revisada y antes del giro 60 se le impuso una sanción de cinco segundos al alemán.

Así que con la molestia pero con dignidad en el volante, Vettel cerró la carrera, que ganaría en el trazado, mientras Hamilton, consciente de lo ocurrido, trató de triunfar también en la pista, pero el germano siempre mantuvo el primer puesto, excepto en el escritorio, donde triunfó el británico. En tercero llegó Leclerc.

Al final, Vettel reclamó la sanción y por radio no dudó en decir que le robaron la carrera, al justificar que no tenía a donde hacerse en la acción en la que se descontroló.

Tanto fue el enojo, que el teutón cambió el número uno del cartelón que tenía el monoplaza de Hamilton por ser ganador y lo puso en su espacio, situación que fue aplaudida por los aficionados en las gradas.

Ya después, en el podio, Hamilton invitó a subir al primer sitio al alemán, en un Gran Premio de Canadá que invitó a la polémica y que hizo recuperar las sensaciones de lo que la gente quiere ver en la Fórmula 1.

El top ten lo completaron en cuarto lugar Bottas, seguido del holandés Max Verstappen (Red Bull), el australiano Daniel Ricciardo (Renault), el alemán Nico Hulkenberg (Renault), el francés Pierre Gasly (Red Bull), el canadiense Lance Stroll (Racing Point) y el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso). El mexicano Sergio Pérez acabó décimo segundo.

Últimas noticias